Descartan ingreso de menores de edad en bares, tras despenalización de venta de alcohol

Manuel López e Isaac Ramírez – Septiembre 27, 2017

A un mes de que, en el Estado​ de México, se despenalizara la venta de alcohol a menores, por parte de la 59 Legislatura mexiquense, la preocupación de los padres ha crecido, debido a que, con las modificaciones a los códigos Penal, de Procedimientos Administrativos y Electoral del Estado de México, sus hijos podrán acceder, de manera más fácil, al consumo de alcohol y de otras sustancias tóxicas.

Dicen que no, que todavía habrá sanciones, pero son menos severas. Si con las que teníamos, era fácil ver cómo los niños desde la secundaria ya estaban tomando, imagínese ahorita” aseguró Guadalupe, una madre de familia.

Tan sólo en 2014, el Centro Nacional para la Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud, aseguró que 47.9 por ciento de las personas adictas a alguna droga consumió primero alcohol.

Además, la institución advirtió del peligro de la venta de bebidas embriagantes a menores de edad, porque, de acuerdo con censos nacionales, consumir bebidas alcohólicas es la primera puerta al mundo de las adicciones.

En México, se estima que cerca de tres millones de adolescentes, son consumidores de alcohol, de los cuales, en promedio, los niños ingieren por primera vez esta sustancia a los 11 años.

Asimismo, la dependencia de salud aseguró que, entre los factores más frecuentes que orillan a los jóvenes a las drogas, se encuentran las malas amistades, curiosidad y falta de atención de los padres hacia este sector.

De un delito pasó a ser una falta administrativa.

Antes, el Código Penal del Estado de México, establecía que la venta de alcohol a menores de edad, sería castigada con penas que van desde los tres hasta los seis años de prisión o con una multa de 500 a mil días de salario mínimo; no obstante, con las modificaciones se redujo a solo una falta administrativa.

Hay muchos pro y contras, porque habrá una pena menor y, con ello, se disminuirá la corrupción entre tenderos y autoridades, porque la venta de alcohol siempre se dio, pero para que no hubiera represalias, era mejor dar dinero y liberarse de la sanción”, aseguró José de Jesús Delgado, catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Una de las vertientes que podrían ser clave en la prevención del consumo de alcohol, es la educación, de acuerdo con profesores, debe ser un trabajo coordinado entre padres y maestros, debido a que si bien los docentes pueden contribuir en la orientación de los niños, las bases de forjan en casa.

Antes, los niños sí se medían o sea sabían que no se debía hacer y no lo hacían o se limitaban, y ahora que pueden hacerlo, pues esto se va a convertir en una cantina, entre las sanciones sean más ligeras, los problemas serán más severos, para mí esto se saldrá de control”, aseguró Heyrisw García, maestra de secundaria.

Mortalidad por alcoholismo

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), México ocupa el séptimo lugar a nivel mundial en muertes por accidentes de tránsito. Siendo la Ciudad de México, el epicentro de los casos y a pesar de esta cifra, muchos conductores mexicanos evitan someterse a una prueba de alcoholemia.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en promedio, se registran cinco mil muertes al año, derivadas del alcohol; las causas más frecuentes son: accidentes automovilísticos y enfermedades en el hígado.

Sin embargo, a pesar de que el pasado 8 de septiembre, fueron publicadas dichas reformas en el Periódico Oficial del Estado de México, el presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes en el Estado de México, Patricio González Suarez, indicó que no se ha notado un incremento de jóvenes en estos establecimientos, ya que el sector continúa con sus revisiones al exterior de los mismos, para evitar que se filtren menores de edad a consumir alcohol.

Señaló que tampoco han notado un incremento de los sitios clandestinos donde se ofrece alcohol, ya que el artículo 204 del Código Penal, continúa sancionando a quien organice o realice eventos, reuniones, fiestas o convivios al interior de inmuebles particulares, en donde se facilite o venda el consumo de estas sustancias, drogas o estupefacientes a menores de 18 años.

Sin embargo, González Suárez destacó que, en donde sí han observado cambios, a partir de estas reformas, es en el número de extorsiones en contra de los empresarios, ya que el sector ha dejado de ser víctima de la Fiscalía General de Justicia, quien implementaba operativos en estos lugares y, en algunas ocasiones, no encontraban irregularidades, pero espantaban a los consumidores con la movilización.

Por lo anterior, en coordinación con la propia fiscalía, se implementan los mismos de manera encubierta y, una vez que se detectan irregularidades, se hace el despliegue con caninos y elementos de la dependencia, lo que ha provocado ser más asertivos en los operativos.

Lo que celebramos más que la despenalización, que no era algo principal, ni que hayamos pedido, es que se haya publicado la acotación a la Ley Seca en comicios electorales y la vigencia de cinco años de las licencias de funcionamiento municipales y de los dictámenes de factibilidad, los cuales son un aliciente para seguir invirtiendo y para ser facilitadores para la llegada de inversiones” concluyó.

Comentarios

comments