Dan más de 99 años de cárcel a sujeto que prostituyó a su esposa

Arturo Callejo – Septiembre 27, 2017

Imagen ilustrativa, no corresponde directamente al hecho narrado en la nota. FOTO: Cortesía.

Por el delito de trata de personas, en sus modalidades de mendicidad ajena y explotación sexual, con el agravante de haberse realizado con violencia, Jorge Tomás Rojas, fue sentenciado a 99 años y medio de cárcel y tendrá que pagar una multa de cuatro millones de pesos y 36 mil pesos más por el concepto de reparación del daño, cometido en contra de quien fuera su pareja sentimental.

La Fiscal Central para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género, Dilcya Samantha García Espinoza de los Monteros, explicó que, durante años, el tratante de personas obligó a su esposa a tener relaciones sexuales con otros hombres y la obligaba a pedir limosna en la calle, además de que la maltrataba psicológicamente y le propinaba constantes golpizas con diversos objetos, al tiempo que la azotaba contra la pared y la ataba de pies y manos a un tendedero.

“El antecedente de este caso, se remonta al mes de febrero de 2010, cuando la víctima y su hija, una pequeña de cinco años, comenzaron a vivir con el ahora sentenciado en un domicilio de la colonia Juárez, en el municipio de Nicolás Romero. Desde los primeros meses de inicio de vida conyugal, este sujeto se tornó agresivo y comenzó a maltratarla, tanto a ella como a su hija. Este individuo consumía diversas drogas, lo que provocó que el ambiente familiar fuera sumamente violento; no obstante, procrearon un hijo”, indicó la fiscal.

Posteriormente, Jorge Tomás Rojas aumentó su consumo de cocaína, por lo que obligaba a su concubina también a consumirla.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

En enero de 2013, el sentenciado arribó al inmueble en el que vivía, acompañado de otro sujeto, con quien obligó a su concubina a sostener relaciones sexuales, a cambio de dinero para comprar más droga.

Sin embargo, a finales de 2013, Tomás Rojas obligaba a su compañera a pedir limosna en calles de Nicolás Romero, principalmente afuera de la iglesia de Nuestra Señora de Fátima y de no conseguir el suficiente dinero para la droga, la víctima era prostituida y golpeada por el hoy sentenciado, a tal grado que lamentablemente le fue interrumpido un embarazo de cuatro meses de gestación.

Explicó que, en mayo de 2015, el tratante de personas obligó nuevamente a su víctima a prostituirse sobre paradas de autobuses solitarias, en el mismo municipio, bajo un horario de 10:00 horas a las 03:00 horas.

En este mismo año, la joven logró escapar y con la ayuda de sus padres, acudió a denunciar, por lo que Jorge Tomás Rojas fue capturado y, posteriormente, sentenciado el pasado 18 de septiembre.

Comentarios

comments