Carlos Rivera despide a Hiromi con una carta que te hará llorar

Hoy Estado de México – Septiembre 28, 2017

La muerte de la exparticipante de La Academia y artista de teatro, Hiromi Hayakawa, consternó al mundo del espectáculo mexicano, pero de entre todas las publicaciones sobre su partida destaca la de Carlos Rivera, quien la despidió con una carta que te hará llorar.

En su cuenta de Instagram, el también cantante contó cómo fue el día en que la conoció y lo que sintió al verla con su cambio de look.

Apenas ensayábamos para lo que sería nuestro primer concierto de La Academia, te habían cortado tu cabello largo hasta los hombros. Eras como una muñequita. Mi corazón aún adolescente se congeló por tu belleza única.”

Rivera describió a Hiromi como una mujer con una verdadera belleza en el alma, aquella que lo llevó a enamorarse del teatro musical cuando lo llevó a ver su primera obra.

Tu disciplina y pasión siempre fueron tu sello y vi con orgullo cómo te convertiste merecidamente en una estrella imprescindible de la escena teatral mexicana.”

El homenaje de Carlos Rivera a Hayakawa no paró allí, pues confesó que fue el primera gran amor de su vida, y tan importante fue para él que inclusive le compuso una canción.

Dicen que el primer gran amor nunca se olvida, por ello yo jamás podría olvidarte… Y como dice la canción que te escribí por aquellos tiempos, ‘En recuerdos dejaré todo lo nuestro…’”

Al final, el exacadémico deseó que Dios la reciba junto con su ángel Julieta, y que su luz llene de consuelo a su esposo y familia.

¡Hasta siempre, Hiro! Con amor y respeto. Carlos.”

Hiromi Hayakawa falleció este miércoles a consecuencia de una hemorragia interna en el hígado y cuatro infartos, durante la labor de parto de su pequeña Julieta, quien también perdió la vida.

Su esposo, Fernando Santana, decidió cremarla y juntar sus cenizas con las de la bebé.

Inolvidable aquel día que entraste al foro de los Estudios Churubusco; apenas ensayábamos para lo que sería nuestro primer concierto de La Academia, te habían cortado tu cabello largo hasta los hombros. Eras como una muñequita. Mi corazón aún adolescente se congeló por tu belleza única. Después descubríria también la belleza de tu alma. Poca gente sabe que tú fuiste la culpable de que me enamorara del Teatro Musical; tú me mostraste lo maravilloso que era y me llevaste a ver mi primera obra, lo demás es historia. Gracias eternamente por eso. Tu disciplina y pasión siempre fueron tu sello y vi con orgullo como te convertiste merecidamente en una estrella imprescindible de la escena teatral mexicana. Aunque hace muchos años de que nuestros caminos se separaron, fuiste muy importante en mi vida. Dicen que el primer gran amor nunca se olvida, por ello yo jamás podría olvidarte… Y como dice la canción que te escribí por aquellos tiempos, “En recuerdos dejaré todo lo nuestro…” Te vamos a extrañar mucho; tus amigos, tus compañeros académicos, tus colegas teatrales, el público y los escenarios. Dios te reciba en el cielo junto a tu ángel Julieta. Que su luz llene de consuelo a tu esposo y a tu familia. ¡Hasta siempre Hiro! Con amor y respeto. Carlos

Una publicación compartida de Carlos Rivera (@_carlosrivera) el

Comentarios

comments