Bienvenido a casa; 306 niños encuentran un hogar mediante la adopción

Fernando Cruz – Septiembre 14, 2017

Maribel y Edgar sufrieron una terrible noticia, al intentar tener un hijo hace un año y medio, pues su médico familiar les informó que ella no se podría embarazar, debido a que tenía problemas con sus ovarios.

Ante esta noticia, la joven pareja, de apenas 28 y 30 años de edad, respectivamente, entró en depresión, pues su ilusión de formar una familia completa, se desvanecía entre sus manos.

No obstante, luego de asistir a terapias psicológicas y tratamientos, sin éxito, decidieron darse por vencidos y limitar su familia a dos integrantes, pero una plática con uno de sus amigos universitarios los hizo cambiar de opinión.

Los jóvenes decidieron asistir a las oficinas del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Cuautitlán México, para pedir informes sobre el proceso de adopción y luego de recibir una extensa plática, el ánimo volvió y con él la esperanza de tener un hijo.

A pesar de que el DIF de Cuautitlán, así como otros sistemas municipales, no cuentan con una casa hogar o con albergues infantiles, estas instituciones son el vínculo con su similar estatal, para que las parejas o cualquier persona interesada en tener un nuevo integrante en si familia, lo puedan hacer.

Los autorizados para llevar este tipo de procesos, es el DIF del Estado de México o aquellos sistemas que cuenten con centros de asistencia social. En el caso de Cuautitlán México, no cuenta con este centro y, de manera conjunta, coadyuva en llevar a cabo estos procesos de adopción”, comentó el director general del DIF de Cuautitlán México, Francisco Alejandro Orozco Chávez.

Cuando la pareja, por fin, decidió iniciar el trámite, el DIF municipal los canalizó con el DIFEM, para que fuera ese órgano el encargado de realizar todo el procedimiento. Ya, de la mano con la dependencia estatal, realizaron un recorrido por una casa hogar que está bajo la tutela del sistema estatal en el municipio de Toluca, donde conocieron a un pequeño de apenas tres meses que los conquistó.

Hasta ahora, el DIF de Cuautitlán México ha recibido seis solicitudes de adopción en lo que va del año y es un grupo de trabajadores los que se encargan de recibir las peticiones y orientar a los interesados para que inicien el procedimiento de manera correcta.

Animados por la emoción de poder tener su primer hijo, Maribel y Edgar siguieron al pie de la letra los requisitos, asistieron a sus citas y a las convivencias con el menor. Sin embargo, existieron distintas ocasiones en las que se desanimaban. Una de ellas y posiblemente la más importante, fue el tiempo que se requirió, ya que el trámite tuvo una duración de más de 12 meses y conforme transcurría el tiempo se encariñaban más con el menor.

El proceso fue muy tardado, duró cerca de un año. Cuando conocimos al niño, nos robó el corazón. En la convivencia, nos íbamos enseñando cada vez más y por esa situación se nos había hecho eterno el asunto de los trámites. Luchamos día tras día para que se agilizarán”, aseguran.

Como esta joven pareja, la mayoría de las personas que pretenden adoptar, prefieren niños de entre cero y nueve años de edad, de acuerdo con el último reporte del DIF nacional, el cual indica que 58.2 por ciento de los interesados prefieren adoptar niños de entre cuatro y nueve años, lo que representa que más de 70 por ciento de los niños de más de siete años tengan dificultad para encontrar un hogar por su edad

A lo largo del proceso, el momento más difícil, fue un mes antes de concluir con los trámites, ya que el DIFEM decidió que el niño tenía que quedarse un tiempo en la dependencia hasta que les fuera entregado el certificado de idoneidad, tiempo en el que no tuvieron contacto con el menor.

Fue larga la espera, hasta que, por fin, en el mes de julio, legalmente se convirtió en nuestro hijo”, aseguran.

Como persona me cambió totalmente la vida, ahora tengo la responsabilidad de guiar a un bebé, de darle vestido, comida y techo, pero también una estabilidad emocional porque ya somos una familia. Ante la sociedad, hubo opiniones encontradas, pero fueron más las positivas, ahora es muy querido con los familiares y amigos”, comenta Edgar.

Como ellos, todos los días, cientos de parejas asisten al DIFEM para iniciar los trámites de adopción. De esta forma, hasta ahora, 306 menores ya cuentan con un hogar, gracias al programa “Hijos del Corazón” que implementó el gobierno estatal, logrando que en el territorio mexiquense, se realicen una de cada tres adopciones que se dan en el país, a partir de reformas a la ley en 201, para agilizar los trámites y, de esa manera, facilitar el procedimiento para los interesados.

Siguiendo este modelo, el DIF de Ecatepec arrancó a inicios de este año el programa “Adoptar es Amar”, con el objetivo de buscar alternativas que brinden un entorno favorable a las niñas y niños que están albergados temporalmente en la Casa Hogar ecatepequense.

“Adoptar es amar” es una campaña que abre la posibilidad de que los menores sean adoptados por una familia en la que reciban todo el amor, cuidados y educación necesaria para pertenecer a un hogar el resto de su vida.

Los niños que forman parte de la casa hogar de este municipio reciben protección jurídica, alimentación, ropa, atención médica, psicológica, así como apoyo en la educación. En este lugar, hay una afluencia constante de infantes que buscan ser felices como integrantes de una familia en la que puedan rodearse de comprensión y cariño.

Comentarios

comments