Exigen empresarios que Naucalpan demande a la CDMX por inundaciones

Isaac Ramírez – Julio 3, 2017

Empresarios afectados por las inundaciones que la semana pasada se registraron en Naucalpan, exigieron al gobierno municipal que avance en las diligencias para determinar si el Gobierno de la Ciudad de México fue responsable del desbordamiento del Río Hondo, que afectó al fraccionamiento industrial Alce Blanco y a las colonias Praderas, Rivera de Echegaray y El Conde, a fin de que se genere la demanda correspondiente y se pueda indemnizar a las familias y a las empresas afectadas por esta presunta negligencia.

El presidente de la Asociación de Empresarios y Ciudadanos del Estado de México (Asecem), Raúl Chaparro Romero, indicó que el gobierno que encabeza Edgar Olvera Higuera debe defender los intereses de los ciudadanos y empresarios que convergen en la demarcación, por lo que urgió a que si el Sistema de Aguas de la Ciudad de México y su titular Ramón Aguirre, fueron responsables de este hecho, deberán restaurar los bienes de las personas que se vieron afectadas, mediante el pago de indemnizaciones, lo cual solo será posible con la presentación de la respectiva denuncia.

NOTA RELACIONADA:

Recordó que, en 2010, se presentó una situación similar en los municipios de Ecatepec y Nezahualcóyotl, en donde el gobierno capitalino, para no afectar a sus habitantes, también actuó de forma negligente, lo que derivó en inundaciones de cientos de viviendas que se ubican a un lado del Río de los Remedios, en la parte que corresponde al Estado de México, y, en ese entonces, no se hizo cargo de los daños.

Al tiempo que motivó a que el gobierno federal incentivará la firma de los protocolos de operación para reaccionar de manera conjunta ante fenómenos hidrometeorológicos que afectan al Valle de México, en donde se establecieron las debidas responsabilidades de cada autoridad, por lo que si el Sistema de Aguas no cumplió con sus atribuciones, debe ser sancionado.

Chaparro Romero aseveró que tan solo en Alce Blanco existen 75 industrias a las cuales les ingresó el agua en el primer nivel, lo que dejó pérdidas en cuanto a papelería y por oxidamiento de equipos a empresas manufactureras y metalmecánicas, aunado a las 155 viviendas que se vieron afectadas en la zona de Echagaray y El Conde, por lo que llamó a que se actúe con legalidad en favor de la gente y que el gobierno sea un abogado de quienes perdieron sus pertenencias.

 

Comentarios

comments