Estudio revela que oler la comida también engorda

Hoy Estado de México – Julio 6, 2017

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Berkeley encontró evidencias sólidas de que oler la comida también engorda.

Andrew Dillin y Céline Riera, principales autores de la investigación, detallaron que una terapia genética en ratones demostró que a los que se les inhibió el sentido del olfato engordaron mucho menos que aquellos que comieron sin alguna modificación en la nariz.

Durante tres semanas, los investigadores dieron a los ejemplares de estudio una dieta rica en grasas, la cual fue ingerida en la misma cantidad por ambos grupos, pero los ratones que no tenían el olfato solo engordaron un 10 por ciento.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Para comprobar la relación entre el oler la comida y subir de peso, durante las siguientes tres semanas se invirtió el experimento, es decir, a los ratones gordos se les inhibió el olfato y a los delgados se les dejó intacta la nariz.

El resultado fue que el índice de grasa corporal de los ejemplares gordos descendió a niveles normales, mientras que el del otro grupo varió.

Asimismo, los científicos tomaron a un grupo de roedores estimulados para tener un olfato superior y encontraron que estos aumentaban de peso aún más que los que tenían una capacitad normal de oler.

Cabe mencionar que el aumento de peso fue 100 por ciento de grasa corporal, lo que posiblemente se debe a que no poder oler acelera el metabolismo, quemando grasas de manera más rápida.

En contraparte y de acuerdo con Dillin y Riera, al oler comida el organismo reacciona para almacenarla, aún si no se ha comido.

Aunque la teoría no se ha probado en humanos, los expertos creen que de resultar positiva podrían desarrollar un fármaco que interrumpa el circuito metabólico sin afectar el sentido del olfato, en beneficio de terapias para ayudar a las personas con sobrepeso.

Con información de Gizmodo.

Comentarios

comments