“Abogados del diablo”, ellos defienden a los “corruptos”

Hoy Estado de México, julio 27, 2017

Pablo Campuzano de la Mora, el abogado que aceptó defender a Elba Esther Gordillo y Javier Duarte. FOTO: Cortesía.

El artículo 11 de la Declaración Universal de los Derecho Humanos indica que “toda persona acusada de un delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público, en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa”.

En ese sentido y sin importar la indignación social derivada de “juicios mediáticos” un país apegado a derecho tiene la obligación resolver las controversias con base en lo dispuesto en la ley; por lo que a nadie se le puede negar la asistencia de un abogado cuando enfrenta un proceso judicial.

Sin embargo, defender a los personajes más oscuros y polémicos de la vida pública de México no es una tarea fácil, pues los defensores que deciden aceptar el reto a menudo son puestos bajos el escarnio publico sólo por hacer su trabajo.

Tal es el caso del abogado mexicano Pablo Campuzano de la Mora; socio del secretario de Gobernación en el sexenio de Felipe Calderón, Fernando Gómez Mont, en el despacho Zinser, Esponda y Gómez Mont y actualmente miembro de la firma Del Toro Carazo Abogados.

Campuzano de la Mora ha saltado a la arena pública luego de aceptar defender a la ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, y al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, aunque el caso es actualmente llevado por Marco del Toro, socio fundador del despacho en el que labora Pablo Campuzano.

Otro abogado que se ha mimetizado con al polémica que su cliente genera, es el licenciado Carlos Eugenio Carillo Gomila, de la firma panameña Carillo Ley, quien defiende al exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, acusado por desvió de recursos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Carlos Eugenio Carillo Gomila; quien defiende al exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, acusado por desvió de recursos. FOTO: Cortesía.

Por su parte, Antonio Lozano Gracia es socio fundador y director de su propio despacho, Lozano Gracia Abogados, famoso por defender al exgobernador de Sonora Guillermo Padrés Elías, acusado por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Eduardo Luengo Creel, del  bufete Luengo Creel, es otro abogado famoso por aceptar casos que han conmocionado a la opinión pública. En 1995 defendió al hermano del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, Raúl Salinas de Gortari, y actualmente defiende al ex gobernador de Tabasco Andrés Granier, recluido por el presunto desvió de 2 mil 600 millones de pesos.

Antonio Lozano Gracia, defensor del exgobernador de Sonora Guillermo Padrés Elías, acusado por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. FOTO: Cortesía.

El abogado del ex gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, acusado de corrupción; Alonso Aguilar Zínser fue abogado del exgobernador de Puebla, Mario Marín, acusado de proteger una red de pederastia y representó al exdirector financiero de Oceanografía, Martín Díaz, a quien Pemex acusó de fraude, lo que le ha valido el mote de “abogado del diablo”.

También formó parte de la defensa de Raúl Salinas de Gortari. 

Finalmente, el abogado del ex gobernador de Chihuahua, Cesar Duarte, acusado por peculado electoral y desvió de recursos, Ricardo Antonio Sánchez Reyes Retana es un polémico defensor de personajes como: Zhenli Ye Gon, acusado de delincuencia organizada, lavado de dinero y portación ilegal de armas y del exsubsecretario de la defensa nacional, Tomás Ángeles Dauahare por presuntos nexos con el cártel de los Beltrán Leyva.

 

 

 

 

 

 

 

Con información de Nación 3,2,1.

Comentarios

comments