Negligencia del Sacmex provocó inundaciones en Naucalpan: Edgar Olvera

Fernando Cruz e Isaac Ramírez – Junio 29, 2017

El Ayuntamiento de Naucalpan analiza la posibilidad de demandar al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) por actuar negligentemente y no cumplir con el protocolo de atención a las lluvias, que mantienen las autoridades de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y los gobiernos capitalinos y del Estado de México, lo que derivó en el desbordamiento del Río Hondo y en afectaciones para 155 viviendas de los fraccionamientos Pastores, El Conde y Ribera de Echegaray.

El alcalde Edgar Olvera Higuera informó que alrededor de las 20:30 horas de este miércoles, el Organismo de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OAPAS) le solicitó al titular del Sacmex, Ramón Aguirre, que dejaran de bombear agua al cauce, pues había rebasado en 140 por ciento su nivel; sin embargo, las autoridades capitalinas ignoraron el llamado, pese a que se hizo en dos ocasiones, lo que provocó que el agua buscara salida y afectara a estas viviendas.

Olvera Higuera añadió que a este hecho se suma la omisión de la Conagua, a la que en meses anteriores el Ayuntamiento le solicitó reparar 400 metros del muro que protege el cauce y que prácticamente quedó vencido ayer al no poder contener la fuerza del agua.

Precisó que la precipitación que se registró la tarde de ayer fue de 48 milímetros, por lo que descartó que se trate de una situación provocada por la cantidad de lluvia y reiteró que los efectos fueron el resultado de un acto desesperado del gobierno capitalino, ante la falta de protocolos y de acciones preventivas para atender fenómenos como los ocurridos anoche.

El primer edil de Naucalpan explicó que el OAPAS había realizado cuatro desazolves previos al inicio de la temporada de lluvias; no obstante, el agua arrastró desechos orgánicos desde el municipio de Huixquilucan, la parte alta de Naucalpan y las delegaciones Azcapotzalco y Miguel Hidalgo, lo que provocó también el taponamiento a la altura del Eje 3, mientras que el nivel del drenaje también se vio superado por alrededor del 30 por ciento.

Respecto a las labores, el alcalde aseveró que en la zona trabajan cerca de mil funcionarios públicos de todas las dependencias municipales, para apoyar a las familias afectadas a limpiar sus cisternas y hogares, a sacar muebles y aparatos que ya no funciona, vacunar a las personas para prevenir enfermedades y brindar agua potable y alimentos a quienes lo necesitan.

Además, anunció que su administración les otorgará a los afectados aparatos electrodomésticos y solicitará al Cabildo que destine un monto en efectivo para que los damnificados puedan recuperar un poco de lo que perdieron.

Finalmente, Edgar Olvera acusó la ausencia de la Conagua en las labores de limpieza del cauce y en los trabajos correctivos para evitar que se repita la misma situación.

Comentarios

comments