Construcción de retornos vehiculares es un desacato ecológico: especialista

Arturo Callejo – Junio 26, 2017

La construcción de dos retornos vehiculares sobre Paseo Tollocan, proyecto avalado por el Gobierno del Estado de México y que derivaría en la tala de 230 árboles adultos, es una aberración y un desacato ecológico, en el que se dejan atrás los intereses de la sociedad en su conjunto, aseveró Luz María Gómez Ordóñez, maestra en Estudios Urbanos y Regionales.

Estamos hablando del capricho de unos empresarios que quieren tener su propia entrada para su negocio. Es un interés particular que está poniéndose por encima del bienestar y de los intereses de la sociedad, por lo que es inconcebible que una autoridad se coluda y sea cómplice de esta idea que solo beneficia a un sector”, acusó.

La especialista advirtió que Paseo Tollocan, que enlaza a los municipios de Toluca, Metepec y San Mateo Atenco, a través de 10 kilómetros de longitud, es propensa a hundimientos derivados de la sobre explotación del subsuelo, “si se construye en esta zona que actualmente tiene tierra, pasto y árboles y se le pone concreto y asfalto, en el momento en que caiga el agua de lluvia, va a correr, se va a ir a los drenes y se perderá el agua que ayuda a aminorar el efecto de las inundaciones”.

NOTA RELACIONADA:

Gómez Ordóñez abundó en que, de construirse estos dos pasos vehiculares, desaparecerán, junto con el área verde, pequeñas especies propias de la zona, además de que los árboles aminoran el ruido de los automóviles, de las fábricas y del tren que pasa por la zona.

Recordó que, en el año 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó un estudio sobre ciudades contaminadas y Toluca resultó entre las nueve ciudades más contaminadas del país, por lo que, al eliminar la vida de esta área verde, se estaría contribuyendo a aumentar la contaminación atmosférica, a no recargar los mantos freáticos y favorecer los hundimientos de tierra.

Todos estos argumentos ambientales, los ignoran las autoridades, porque ni los responsables de la Secretaría del Medio Ambiente estatal, ni de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), tienen la visión y el conocimiento de lo que está ocurriendo, no sabemos si es irresponsabilidad, ignorancia o si tienen conocimiento, la pregunta es ¿por qué están aceptando esta medida? y entonces, la posible explicación que tenemos, es que hay una colusión, una complicidad, en donde las autoridades están atendiendo a este reclamo de los empresarios”, aseveró.

Luz María Gómez enfatizó en que dicha infraestructura no disminuirá la contaminación ambiental ni el pesado aforo vehicular que se forma a diario en el punto.

Comentarios

comments