VIDEO: Comprueba automovilista robo de gasolina en Ixtapaluca

Eduardo Campa – Enero 13, 2017 

Derivado del incremento en el precio de los combustibles la economía personal de los mexicanos ha resultado directamente afectada, sumado a esto el abuso por parte de algunas gasolineras también afecta el bolsillo de los ciudadanos.

El pasado martes un consumidor identificado como Francisco Zeferino Sánchez Hernández, denunció a través de Facebook la estafa que sufrió cuando acudió a llenar su tanque en una despachadora de Santa Bárbara, en Ixtapaluca, en donde pretendían cobrarle 55 litros, cuando a su vehículo sólo le caben 45.

En entrevista con este medio de comunicación el afectado detalló que en la gasolinera solicitó que llenaran el tanque de su camioneta, el cual se encontraba en la reserva ya que el indicador de su auto encendió el foco amarillo indicándole que realizara una recarga.

Posteriormente el operador procedió a realizar el despacho del combustible, nada parecía fuera de lo común hasta que Francisco Sánchez se percató que el tanque se había llenado con 55 litros, es decir 908.40 pesos, siendo que la capacidad máxima del tanque de gasolina de su caminera es de 45 litros.

Cuando el afectado cuestionó el error los encargados no pudieron ofrecerle una explicación por lo que llamaron a la gerente del establecimiento, quien se rehusó a identificarse.

Una vez en el lugar, la propietaria refiere que la bomba se encuentra en perfectas condiciones e invita a pagar la cuenta al afectado, no obstante al no llegar a un acuerdo, la encargada les indica a los despachadores que vacíen el tanque en cubetas de pintura para demostrarle al denunciante que la cantidad surtida fue correcta.

Por su parte Francisco se comunicó a la Procuraduría Federal de Consumidor (Profeco) para denunciar la irregularidad y luego de varios minutos un representante llegó hasta la gasolinera.

“La gasolina fue retirada de mi camioneta y la colocaron en tres botes de pintura de aproximadamente 19 litros de capacidad, luego de que la sacaron éstos ni siquiera estaban completamente llenos. Le exigí a la dueña que midiera en un contenedor autorizado por la Profeco la gasolina pero se negó”, dijo el afectado.

Tras varios minutos de discusión, en la que los operadores acusaban que la camioneta había sido modificada para almacenar más gasolina,  Sánchez Hernández prefirió regresar la gasolina y acudir a otra surtidora.

“Me enteré un día después que la grabación en vivo que realizó mi hermano y un amigo se había viralizado… mi intención no es hacerme famoso ni sacar ventaja de esto, no quiero que me regalen la gasolina, sólo quiero que la gente se entere de lo que está pasando y que también denuncien porque pareciera que a veces nos da miedo denunciar las injusticias”, sentenció en la entrevista.

Francisco asegura que ya había visitado ese establecimiento, pero esta fue la primera ocasión en la que se percató de una anomalía.

Finalmente, en otro local de Pemex Francisco Zeferino Sánchez pidió el tanque lleno y efectivamente se llenó con poco más de 40 litros, además de la reserva con la que contaba.

Luego de presentar la denuncia correspondiente ante la Profeco el afectado sólo espera que de existir irregularidades el establecimiento sea sancionado.

Comentarios

comments