Trump da ultimátum al TLCAN

Hoy Estado de México – Enero 21, 2017

En su primer día de labores, el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, enumeró entre los asuntos prioritarios de su gobierno el retiro del Acuerdo Transpacífico (TPP) y la renegociación del Tratado de Libre Comercio con México y Canadá.

Si nuestros socios se niegan a una renegociación que dé a los trabajadores estadounidenses un trato justo, entonces el presidente anunciará el intento de retiro de Estados Unidos del TLC”, dio a conocer la Casa Blanca.

En los nuevos lineamientos, presentados en su sitio de internet, la administración de Trump también fijó la construcción de un muro fronterizo para detener la inmigración ilegal y las pandillas, terminar con las ciudades santuario y la deportación de inmigrantes con récord criminal.

“El presidente Trump está comprometido a construir el muro fronterizo para detener la inmigración ilegal, detener las pandillas y la violencia, detener las drogas que llegan a nuestras comunidades. Está dedicado a hacer cumplir las leyes fronterizas, poner fin a las ciudades santuario y frenar la ola de ilegalidad asociada con la inmigración ilegal.

“Apoyar el fortalecimiento de la ley también significa deportar ciudadanos extranjeros con antecedentes de violencia criminal que permanecen al interior de nuestra frontera”, señaló el documento de la Casa Blanca.

Destacó que, aunado al rechazo y la petición de reelaborar los acuerdos fallidos, Estados Unidos tomará enérgicas medidas en las naciones que violen los convenios y dañen a los trabajadores estadounidenses en el proceso.

Especificó que, vía la Secretaría de Comercio, identificará las violaciones al comercio para usar todas las herramientas con que cuente el gobierno federal y “procederá a acabar con esos abusos”.

Una vez concretado el cambio de gobierno, la Casa Blanca colocó en su sitio de internet seis prioridades de la administración Trump: un nuevo plan de energía, la política exterior de primero América, acuerdos comerciales con trabajos para todos los estadounidenses, retomar la creación de empleo y crecimiento, hacer fuerte una vez más a la milicia y ponerse del lado de las fuerzas de seguridad.

La determinación incluye un plan energético que libere a Estados Unidos de la dependencia de petróleo extranjero, una política exterior que establezca la paz mediante la fuerza con el objetivo principal de derrotar al terrorismo, fortalecer a las fuerzas de seguridad para enfrentar el crimen y la violencia, y la advertencia de una peligrosa atmósfera antipolicía en el país, que está equivocada y con la cual se propone terminar.

En el objetivo de regresar fuentes de empleo y crecimiento, señaló que el presidente planea mostrar a los socios comerciales de Estados Unidos que habrá consecuencias para los países con contratos ilegales o prácticas injustas de comercio que lastimen a los trabajadores estadounidenses, y aseguró que con ello creará 25 millones de nuevos empleos.

Asimismo anunció que encargará la estrategia de renegociar sus acuerdos comerciales al más duro e inteligente equipo para asegurarse de contar con los mejores negociadores posibles.

“Por mucho tiempo los acuerdos comerciales han sido negociados por y para miembros del establishment de Washington. El presidente se asegurará de que las políticas de comercio sean implementadas por y para la gente y pondrá primero a Estados Unidos”, especificó. Agregó que con ello regresarán los trabajos, incrementarán salarios y apoyarán la manufactura estadounidense.

 

Comentarios

comments