Subida de gasolina desata aumentos en pan, verduras, pasajes y hasta en menús

Arturo Callejo, Isaac Ramírez y Lidia Vargas – Enero 3, 2017

El esquema de precios de las gasolinas en México cambia a partir de este año, debido a la liberalización de costos de los combustibles que estableció el Gobierno de la República, por lo que ahora, se actualizarán cada día.

De esta forma, México se dividirá en 90 regiones, mismas que corresponden a las zonas que abastece la infraestructura de almacenamiento y reparto de Petróleos Mexicanos (Pemex), y cada una reflejará los costos de llevar los combustibles a cada una de ellas, incluyendo distancia, transporte y distribución.

Hasta el momento, se prevé que la gasolina Magna suba 14.2 por ciento, la Premium, 20.1 por ciento; y el diésel, 16.5 por ciento; teniendo en cuenta los precios de diciembre.

Los precios máximos se mantendrán durante enero y hasta el 3 de febrero de 2017, los cuales son 15.99 pesos por litro de gasolina Magna, la Premium tendrá un valor de 17.79 pesos y el diésel valdrá 17.05 pesos por litro.

Posteriormente, los precios se actualizarán cada semana durante las primeras dos semanas de febrero, puesto que, a partir del 18 de ese mismo mes, se ajustarán a diario.

El monto máximo permanecerá vigente hasta que se vea flexibilizado el mercado, lo que sucederá en cinco fechas distintas para cinco regiones diferentes. En el Estado de México, el fallo de temporada abierta comenzará el 16 de octubre de 2017 y la flexibilización del precio el 30 de noviembre.

Es decir, en las regiones en donde se flexibilice el precio, el costo de la gasolinas flotará libremente, lo que significa que, en esa zona, el precio no será el máximo regional fijado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), sino que el precio de la Magna, Premium y el diésel será el que fije cada grupo gasolinero para su zona.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

En el Estado de México, la región donde el precio del combustible será más alto, es en la denominada “Zona de Distribución Bajío”, que incluye municipios como Chiautla, Aculco y Amatepec; por otro lado, los menores costos se registrarán en la región “Pachuca”, que comprende Zumpango, Teotihuacán y San Martín de las Pirámides, entre otros.

Para el caso de Atenco, Chalco, Chicoloapan, Chimalhuacán, Ixtapaluca, La Paz y Nezahualcóyotl, el costo de la Magna será de 16.23 pesos, Premium, 18.19; y diésel, 17.06 pesos.

En la zona “Azcapotzalco”, integrada por Atizapán de Zaragoza, Cuautitlán Izcalli, Cuautitlán México, Jilotzingo, Huixquilucan, Melchor Ocampo, Naucalpan, Nicolás Romero, Tepotzotlán y Tlalnepantla, los precios serán: Magna, 16.27 pesos; Premium, 18.14; y diésel, 17.01 pesos.

Axapusco, Otumba, San Martín de las Pirámides, Temascalapa, Teotihuacán y Zumpango, comprenden la región de “Pachuca”, donde la Magna costará 15.79 pesos, la Premium, 17.56; y el diésel, 16.89 pesos.

En Acolman, Coacalco, Ecatepec, Jaltenco, Nextlalpan, Santo Tomas, Tecámac, Texcoco, Tultepec y Tultitlan, la gasolina Magna alcanzará los 16.32 pesos, Premium, 18.20; y el diésel, 17.07 pesos.

En los municipios de Acambay, Almoloya de Alquisiras, Almoloya de Juárez, Amanalco, Atlacomulco, Calimaya, Capulhuac, Chapultepec, Coatepec Harinas, El Oro, Ixtapan De La Sal, Ixtlahuaca, Jiquipilco, Jocotitlan, Joquicingo, Lerma, Malinalco, Metepec, Mexicaltzingo, Morelos, Ocoyoacac,Ocuilan, Otzolotepec, Rayón, San Felipe del Progreso, San Mateo Atenco, Sultepec, Temascalcingo, Temascaltepec, Temoaya, Tenancingo, Tenango del Valle, Tejupilco, Texcaltitlan, Texcalyacac, Tianguistenco, Toluca, Tonatico, Valle De Bravo, Villa de Allende, Villa Victoria, Villa Guerrero, Xalatlaco, Xonacatlan, Zacazonapan, Zinacantepec y Zumpahuacan, la Magna costará 15.97 pesos, Premium, 17.74 pesos; y diésel, 17.04 pesos.

Asimismo, el monto máximo de las gasolinas en Apaxco, Chapa de Mota, Coyotepec, Huehuetoca, Hueypoxtla, Jilotepec, Soyaniquilpan, Teoloyucan y Tequixquiac, será de 15.83 pesos la magna, 17.60, la Premium; y 16.92 pesos, el diésel.

Aculco, Amatepec, Amecameca, Chiautla, Cocotitlan, Juchitepec, Ozumba, Polotitlán, Temamatla, Tepetlaoxtoc, Tezoyuca, Timilpan, Tlalmanalco, Tlatlaya y Villa del Carbón venderán la Magna a 16.59 pesos, Premium a 18.36 y diésel a 17.66 pesos.

Tepetlixpa alcanzará los 15.88 pesos por litro para la Magna, 17.65 en Premium y 16.95 en diésel.

  1. Aumentos en cadena

El incremento a la gasolina y al diésel, golpea, de forma contundente, al sector agrario, por lo que se prevé que suba el costo del maíz, hortalizas y frutas, pues 80 por ciento de estos alimentos son importados de otros estados y trasladados por tierra, y solo el 20 por ciento restante, es de autoconsumo en el Estado de México.

 

Ezequiel Contreras Contreras, dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en el Estado de México, subrayó que fue una mala decisión de la SHCP aumentar el costo de los energéticos y subirlos al mercado internacional, cuando la economía mexicana no es buena.

 

“Al subir este producto (gasolinas y diésel), se incrementa todo, es un elemento que invariablemente va a afectar la economía del país en su totalidad, van a incrementar los precios del campo, porque todo viene por carretera y se tienen que volver a ajustar los precios. Afecta al sector más vulnerable, lo golpea contundentemente, porque somos los que más padecemos el tema de las economías”, indicó.

 

III.           Dieta forzosa

La Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa), en su delegación Estado de México, prevé aumentar el pan en sus diferentes presentaciones, por lo que el precio de una telera o un bolillo, que está entre 1.50 y dos pesos, pasará a 1.80 y 2.50 pesos, respectivamente.

 

Mientras que el pan dulce, que cuesta entre cinco y siete pesos, aumentaría su precio entre cincuenta centavos y un peso, de acuerdo con Salvador Morales Martínez, delegado de la Canainpa. Esto, con la intención de solventar los gastos de operación de la materia prima, lo que implicaría un incremento de 20 por ciento en los precios de estos productos.

 

“Es decisión de cada empresario, pero sí es inminente que ajustaremos los precios a la alza, para seguir manteniendo la buena calidad de los productos y poder brindar una alternativa de alimentación para la población, sobre todo, a la más popular”, advirtió el empresario.

 

Y es que tanto insumos, como el producto ya elaborado, se traslada en camionetas o vehículos de reparto; por ello, la necesidad de los empresarios de aumentar el costo del alimento básico de los mexicanos.

 

“Las grasas, los aceites vegetales y margarinas aumentaron aproximadamente 40 por ciento en 2016, el azúcar, 30 por ciento; también aumentó el precio del huevo, la electricidad, el gas y ahora las gasolinas, por lo que es imposible mantener los mismos precios”, sentenció el delegado de la Canainpa.

 

Por su parte, los empresarios tortilleros decidirán a finales de enero, si el precio del kilógramo de este producto incrementará o no, debido al aumento de los insumos con los que se elabora, mientras tanto, el costo promedio en las tortillerías del Estado de México se mantendrá en 12 pesos.

 

Sergio Jarquín, presidente de la Unión de Molinos y Tortillerías Independientes del Estado de México, informó que la liberación del precio de la gasolina y del gas, así como el aumento en el costo de la tonelada de harina, principales insumos para la elaboración del alimento más importante de los mexicanos, hacen inevitable que el precio de la tortilla incremente.

 

Sin embargo, indicó que las tortillerías mexiquenses continuarán ofertando la masa y la tortilla al mismo precio hasta finales de enero, aun cuando éstas estén muriendo por falta de recursos.

 

El líder tortillero señaló que a esta afectación al transporte de los insumos y las mercancías, y en el costo de los energéticos con que se producen como luz y gas, se suma la competencia desleal que vende el kilógramo hasta en seis pesos, sin que haya posibilidad de homologar el precio, lo que pone en riesgo la subsistencia de al menos dos familias por negocio.

 

  1. Nadie se salva

“Con el aumento de las gasolinas y el diésel, es natural que se incremente el costo del pasaje en viajes locales y foráneos, pues, de seguir con una tarifa política, el sector estaría condenado a colapsarse, ya que los proveedores de insumos actualizarán sus precios”, indicó Odilón López Nava, delegado de la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasaje y Turismo (Canapat) en el Valle de Toluca.

 

López Nava consideró que, desde el momento en que se incrementan los costos de todos los energéticos y aumenta la devaluación del peso frente al dólar, se golpea el bolsillo de quienes menos tienen.

 

“Desde el momento en que se anunciaron todos estos aumentos y que además, no son planeados, porque son anuncios de un día para otro, pegan directamente a la planeación de negocios; entonces, desde el momento en que gobierno anuncia estos aumentos, golpea al consumidor final”, indicó.

  1. Aumentos a la carta 

Patricio González Suárez, presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes del Estado de México, aseguró que el incremento de la gasolina y el diésel repercutirá bastante al sector de alimentos y bebidas, pues implicará un aumento en el costo de los insumos.

“Este año, por la subida dólar, muchos insumos subieron, como la carne y los productos importados congelados que manejamos, como las papas fritas y las bebidas, por lo que tuvimos que incrementar nuestros platillos o bebidas en 10, 15 y 20 por ciento”, explicó.

Agregó que si bien en el primer trimestre del año, no subirán los costos de los alimentos y bebidas de los menús, se espera que, para marzo, se resientan los primeros efectos de una posible inflación, lo que hará que los precios de éstos tengan que aumentar durante el resto del año.

 

Comentarios

comments