Investigan a Mi Alegría por rana muerta en juguete

Hoy Estado de México – Enero 10, 2017

A 20 años de figurar en el mercado de juguetes para niños, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), inició una investigación sobre el paquete “Biología Plus” de Mi Alegría, por contener una sustancia altamente tóxica.

El juego incluye además de un microscopio, tubos de ensayo, bisturí y demás herramientas, una rana muerta conservada en formaldehido, sustancia compuesta por oxidación de metanol, lo que forma parte del grupo de sustancias tóxicas para niños, que actúa al contacto con la piel y por inhalación.

No obstante, la advertencia del juego va más allá de la sustancia química, pues la inclusión de un animal muerto podría repercutir en el aprendizaje infantil y su relación con el medio ambiente, pues el instructivo del juego contiene términos e instrucciones crudas que llevarían a los niños a ver con normalidad el jugar con cualquier ser vivo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Al respecto, la doctora Andrea Angulo, especialista en psicología social, salud colectiva, promoción de la salud y terapia familia orientada a la infancia, explicó, desde su punto de vista, que Biología Plus enseña a los menores que los seres humanos tenemos la posibilidad de jugar con otras especies, “que tenemos el control sobre el medio y que podemos hacer con los otros seres vivos básicamente lo que se nos pegue la gana”.

Lo peor del kit de biología es su “manual”, pues en el Experimento 28, detallan de una manera burda cómo abrir la rana en formol sin explicar el objetivo de la disección o cómo funcionan sus órganos; en el escrito se pide abrir la “boca” del “especimen” tan ancho como se pueda, de ser necesario, cortar la quijada para que la boca permanezca abierta, “coloca el animal en el recipiente con la panza hacia arriba y la cabeza alejada de ti y clávalo en la parafina usando un alfiler”.

Angulo asegura que dicho experimento “enseña que el cuerpo de un ser vivo, aunque sea el de una rana, es algo material, es algo con lo que puedes divertirte, disectar, acuchillar, jalar, tirar a la basura. Es decir, enseña que el cuerpo es algo que no tiene implicación con la vida, que el cuerpo es un objeto”.

Para terminar, Biología Plus indica que si se cuenta con la posibilidad de obtener otra rana viva o un animal más grande como una paloma o un conejo, se debe comprar cloroformo en la farmacia, empaparlo en un algodón sin respirarlo, ponérselo en la nariz al animal y dormirlo para diseccionarlo.

A pesar de todos lo riegos del paquete de Mi Alegría, la Cofepris no ha difundido al análisis del caso para evitar una “alarma”, sin embargo, recomienda a la ciudadanía abstenerse de comprar el producto.

Con información de Animal Político.

Comentarios

comments