Inevitable el encarecimiento de los productos en 2017: IP

Arturo Callejo – Enero 25, 2017

La Iniciativa Privada del Estado de México estima que el incremento de los combustibles y de la energía eléctrica de uso industrial afectará principalmente al consumidor final a partir del primer trimestre de año, conforme se vayan haciendo las adecuaciones en los procesos productivos y en los costos de producción.

Líderes empresariales indicaron que el traslado de mercancías, que representa un insumo importante para el sector comercial e industrial, será el principal generador de estos aumentos en el costo de los productos, pues en cuanto al consumo de energía eléctrica, los industriales de distintos ramos ya buscan mecanismos para eficientar los tiempos de producción y reducir las labores en horas pico.

El rubro de la construcción, es otro de los más afectados, pues sus gastos operativos han incrementado hasta en 40 por ciento, lo cual, señalaron, debe ser tratado con mucha cautela para no afectar la construcción de obra pública y el desarrollo de proyectos de infraestructura.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

Ismael Martínez Martínez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en el Estado de México, indicó que este 2017, el sector en la entidad mexiquense espera tener un crecimiento cero en su desarrollo económico, con un máximo de posibilidades de alcanzar el porcentaje del año anterior, el cual ascendió a 1.3 por ciento.

Los incrementos que se han tenido en diferentes insumos ocasionarán que haya un aumento en los costos de construcción de entre 12 y 15 por ciento, resultado de la subida de hasta 40 por ciento en el costo del cemento, más del 20 por ciento en acero, insumos eléctricos y refacciones para maquinaria; y más del 10 por ciento, en lo que respecta a graba y concreto”, indicó.

Subrayó que el alza del 20 por ciento en el diésel, puede verse reflejado hasta en seis por ciento en el incremento en los costos de producción de las obras.

Aunado a esto, al ser un año de sufragios y debido a que habrá veda electoral, las condiciones de desarrollo de obra pública también se verán limitadas, por lo que se espera establecer un plan estratégico de desarrollo de infraestructura privada que pueda contrarrestar los efectos que ha tenido la condición económica en los últimos meses.

Martínez Martínez explicó que, hasta ahora, 60 por ciento del desarrollo de obra en la entidad, es adjudicada a través de administraciones locales, estatales y federales, por lo cual la apuesta será el desarrollo de más proyectos privados, como son viviendas, empresas y locales comerciales, por ejemplo.

Comentarios

comments