Rescatan a víctimas de Trata en Garibaldi

Hoy Estado de México – Julio 17, 2016

Undocumented Chinese women cover their faces in a Manila police station Friday, 26 September 2003 following their arrest for prostitution. The aliens, who could not produce documents of legal entry into the Philippines, were caught during an entrapment operation conducted by police in a Manila hotel. Authorities are tracing the recruiter of the women, after obtaining intelligence reports that a prostitution ring involving illegal aliens is operating in Manila's Chinatown district. EPA PHOTO/EPA/ROLEX DELA PENA//

Autoridades de la Ciudad de México rescataron de distintos establecimientos ubicados en el Centro Histórico, en la delegación Cuauhtémoc, a un total de 26 mujeres víctimas de trata de personas.

La fiscal central de Investigación para la Atención del delito de Trata, Juana Camila Bautista, señaló que tras un operativo de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), en coordinación con la Policía Federal, se efectúo el rescate, realizado en el corredor de Eje Central y Garibaldi.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Explicó, que el Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas vinculó como imputados en la averiguación previa por el delito de trata de personas a cuatro personas identificadas como: Arturo Reyes Riego, encargado de uno de los bares; Francisco Partida López, propietario de otro de los negocios revisados; Juan Pablo Partida Cárdenas, dueño de dos locales; y Mario Alberto Contreras Munguía, propietario de uno más.

Investigaciones ministeriales apuntan que los inculpados se encargaban de administrar, en sus respectivos locales, la venta de bebidas alcohólicas y de cobrar los servicios sexuales que ofrecían las ofendidas en dichos negocios, localizados en la zona de Eje Central Lázaro Cárdenas, en el corredor conocido como Plaza Garibaldi.

En el primer bar, fueron rescatadas nueve mujeres; en el segundo, siete; en el tercero, siete; en el cuarto, dos; y en el quinto, una, todas ingresaron a trabajar como meseras en diferentes fechas y posteriormente fueron obligadas a ejercer el sexoservicio.

Se piensa que el modus operandi de los agresores consistía en observar y controlar desde la barra del bar a las agraviadas; quienes eran obligadas a motivar a los clientes a consumir bebidas alcohólicas, los cuales podían realizar tocamientos de índole sexual además de llevarlas a un hotel para mantener relaciones.

“Una vez integrada la averiguación previa, y tras ser plenamente identificados por sus víctimas a través de la cámara de Gesell, los imputados fueron consignados al Reclusorio Preventivo Norte, donde quedaron a disposición de un Juez Penal en turno por el delito de trata de personas, en su modalidad de explotación por prostitución ajena”, indicó la fiscal.

 

Con información de Excélsior.

Comentarios

comments