Cuando una ley se esfuma

Agustín Palma-  Julio 28, 2016

62ca4cff-4bd8-4c62-9e85-bc5615eb9638

Fumar, fumar y fumar, sobre todo, dentro de un bar o restaurante de la Ciudad de México es un acto común, porque la aplicación de la Ley General para el Control del Tábaco, que establece ambientes libre de humo de tabaco, parece esfumarse, pues, de acuerdo con organizaciones como Comunicación, Diálogo y Conciencia (Códice) y Fundación Interamericana del Corazón (FIC México), 43 por ciento de estos sitios, no cumple con tal disposición.

Esta estimación fue posible tras analizar las emisiones de partículas y vapores de 120 espacios de esparcimiento de seis delegaciones: Gustavo A. Madero, Xochimilco, Venustiano Carranza, Iztapalapa, Iztacalco y Magdalena Contreras, donde las principales faltas fueron el permiso de fumar o simular que se han habilitado terrazas exclusivas para esta actividad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El número de restaurantes y bares evaluados permitió mostrar en términos porcentuales el incremento que hubo en el incumplimiento de tal ley en el último año.

“Durante 2015 y 2016 observamos delegaciones que hacen un esfuerzo por cumplir la ley como lo son: Iztacalco, con 11 por ciento; Miguel Hidalgo, con 10; y Cuauhtémoc, con 8 por ciento de incumplimiento, mientras que delegaciones como Magdalena Contreras alcanzaron hasta 76 por ciento y Coyoacán, 77, lo que evidencia violaciones altas a la normatividad”, explicó Eduardo del Castillo, responsable del monitoreo.

En 2008, el entonces Gobierno del Distrito Federal mostró cómo la protección de los ambientes libres de humo salva vidas, ya que, según un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública, los casos mortales por infarto agudo al miocardio se redujeron 10 por ciento a tan sólo 14 meses de la aplicación de la ley.

“Está claro que algunos gobiernos delegacionales y el Gobierno de la Ciudad de México no están haciendo el trabajo que corresponde. Mientras los gobiernos delegacionales no inicien procesos de verificación contra los establecimientos que violan la ley, en bares y restaurantes que permiten fumar en el interior o despliegan terrazas simuladas, la implementación se desdibuja gravemente”, dijo Del Castillo.

Por ello, exhortó a los gobiernos locales a llevar a cabo revisiones en los lugares mencionados, para no permitir que el humo de cigarro pueda dañar la salud no sólo de los consumidores sino de quienes se pueden encontrar en los alrededores.

8d57ad04-700b-47f8-9a9e-04f84126b8f6

Comentarios

comments