Bantú dejó novia en el Edoméx

Isaac Ramírez – Julio 20, 2016

GorilaCon una edad promedio de 32 años de edad, Arila es una de las tres únicas especies de gorila de tierras bajas que existen en México y aunque durante cinco años formó parte de la vida amorosa de Bantú –el animal de esta especie que falleció durante su traslado del Zoológico de Chapultepec al de Guadalajara-, nunca pudieron procrear una cría.

En 2005, como parte de un convenio de colaboración que establecieron los gobiernos capitalino y mexiquense para impulsar la preservación de esta especie, Aria viajó a la Ciudad de México para estar junto con Bantú; sin embargo, los resultados no fueron los esperados, por lo que en 2010 regresó nuevamente a su casa: el zoológico de Zacango, ubicado en Calimaya, Estado de México, donde permanece en perfecto estado de salud.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

De acuerdo con Fernando Domínguez Bernáldez, coordinador de este zoológico, Arila se encuentra muy consentida en este sitio, pues todos los días es sometida a un programa de estimulación conductual, para incentivar sus características de comportamiento y evitar que se enferme.

Como todos primates mayores, requiere de cuidados especiales y nutricionales importantes, pues la alimentación tiene que ser un pilar fundamental para su cuidado. Los gorilas y primates mayores tiene necesidades específicas y conductuales que tenemos que estar al día y tratando de abastecer y proveer para que el animal se encuentre en perfecto bienestar.”

Todos los días y desde primera hora, Arila es valorada por los especialistas del zoológico, en donde se revisan las frecuencias cardiaca y respiratoria, así como aspectos físicos, para descartar cualquier enfermedad o algún padecimiento que se estuviera gestando.

Además, se le proporciona una alimentación basada en un producto importado especial para primates mayores en cautiverio que se acompaña de productos verdes o frutas.

Respecto a su hábitat, Arila fue de las especies beneficiadas con los trabajos de remodelación al zoológico de Zacango, pues el espacio en donde está fue ampliado y su dormitorio cuenta con la temperatura adecuada y necesario por esta especie, que vive en selvas bajas o planicies de Sudáfrica, lo que la hace vivir sin estrés.

Comentarios

comments