ÚLTIMO MINUTO :

Verificaciones a oscuras, los vehículos pasan por que pasan

Manuel López / Fernando Cruz – Mayo 30, 2016

9641b36c-1c7f-4f65-b80b-191926741881

En la zona Oriente del Estado de México, al menos tres verificentros incurren en actos de corrupción, otorgando hologramas a automotores que no pasan los filtros de revisión.

Debido a las facilidades que les otorgan, cientos de automovilistas acuden a los centros de verificación ubicados en los municipios de Amecameca, Texcoco y Los Reyes.

En ellos, el personal acepta una cuota de 500 pesos para verificar y otorgar hologramas 1, 0 y 00 a automóviles que llegan en malas condiciones.

«Sí, ahorita que llegues lo hacemos con 500 pesos», dijo un verificador de la empresa Servicio Ambiental Amecameca S.A de C.V., a un reportero de Hoy Estado de México, quien se hizo pasa por un ciudadano que requería el servicio.

Aunque el gobierno estatal ha forzado la vigilancia en estos centros, usuarios aseguraron que no existe una regulación eficiente pues estas prácticas continúan.

Antes por el brinco te cobraban 100 pesos, pero ahora me dicen que son 200 más, aparte los 300 que pagas por la verificación; entonces, ya es una lanita», señaló un automovilista.

Incluso, aseguraron que los verificadores aprovechan una supuesta manipulación al sistema para obligar a pagar «la cuota» a vehículos  que sí pasan la verificación.

«Esperar y entregar más dinero es lo que hace enojar, porque (los autos) salen bien, pero si le hacen sus movimientos, pues no va a pasar y te tienes que mochar», dijeron.

Automovilistas aseguraron que en la Zona de los Volcanes, el módulo de verificación AM-997 ubicado en Prolongación Aldama, número 3, colonia Vecinal y Cuauhtémoc del municipio de Amecameca, es el único en la región que pasa los autos con mordida.

En esta Zona de los Volcanes es la única parte que están pasando, porque en otras partes están más checados y si tu carro está mal aunque pagues no te lo aceptan», afirman los usuarios.

Este verificentro ha sido sancionado durante la presente administración estatal, por detectar inconsistencias y documentación ilegible; ocurrió en septiembre de 2014, cuando se suspendió temporalmente por 20 días y se le impuso una multa económica de 333 mil 753 pesos, equivalente a cinco mil 437 salarios mínimos.

Otro punto conocido por los automovilistas por verificar autos irregulares es el verificentro LP-926, que se ubica en el kilómetro 23 de la carretera México-Texcoco, en la colonia La Magdalena Atlicpac del municipio de La Paz.

Ahí, en promedio se atiende a un total de 500 vehículos de acuerdo con testimonios de la trabajadores de la empresa Diagnóstico y Control de Contaminantes Los Reyes, S.A. de C.V.

Aunque negaron actos de corrupción en el otorgamiento de hologramas y la empresa no ha sido sancionada por el gobierno estatal con anterioridad, al cuestionar a uno de los empleados reconoció que existe la posibilidad de verificar automóviles en mal estado.

«365 pesos cuesta la verificación, pero fórmalo y ahorita lo vemos», dijo el personal ante la posibilidad de pasar un automóvil en malas condiciones.

Otro centro de verificación donde usuarios acuden por las facilidades en el otorgamiento de hologramas es el verificentro TX-917 de la empresa Diagnóstico y Control de Contaminantes Los Reyes, S.A. de C.V., de Texcoco.

En él, usuarios reconocieron también al dar la famosa mordida de sus automóviles al pasar los filtros de revisión sin que ninguna autoridad del medio ambiente los regule.

Este sitio, ubicado en avenida Juárez Norte, número 414, colonia San Mateo, fue sancionado con la suspensión de actividades por 15 días en agosto de 2015 por parte de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem), debido a que realizaba verificaciones vehiculares sin la presencia física de los automóviles y operaba fuera de la normatividad ambiental.

En esta zona también está situado el verificentro LP-959 de la empresa Promotora Ambiental del Oriente, S.A. de C.V., con domicilio en avenida Texcoco número 748-B, fraccionamiento Floresta del municipio La Paz, el cual también ha sido clausurado por 30 días y con una sanción de 620 mil pesos, debido a que prestó el servicio al conductor de una camioneta sin que acreditara los pagos de tenencia vehicular y refrendo, por lo que fue detectado por la Secretaría de Finanzas estatal.

En abril de 2013, este mismo verificentro fue sancionado por transgredir la norma ambiental vigente, con acciones como la venta de hologramas, por lo que también se le suspendió por 30 días y se le aplicó una sanción de cinco mil 375 días.

Valle de México no se salva

Además de estos centros, existen al menos dos puntos en el Valle de México, donde usuarios han reportado que las verificaciones a los automotores se realizan con irregularidad.

Uno de ellos se ubica en el municipio de Tultitlán, donde la empresa Procedimientos Ambientales de Tultitlán, S.A. de C.V., responsable del verificentro TU-990, ubicado en el bulevar Reforma número 4 de la colonia San Francisco Chilpan, presta dichos servicios, aunque ya ha sido multada con anterioridad.

En noviembre de 2014 fue clausurado por la Secretaria del Medio Ambiente estatal por presuntos actos de corrupción y por incumplimientos al Programa de Verificación Vehicular.

En esa ocasión fue sancionado con el cierre de 20 días hábiles y una multa de 365 mil 923 pesos, equivalente a cinco mil 438 días de salario mínimo.

Los trabajadores aseguraron a Hoy Estado de México que no se realizan verificaciones desde la fecha de clausura, por lo que ofrecen únicamente  servicio administrativo.

Otro de los centros se ubica en el municipio de Cuautitlán, donde personal del verificentro CU-931 de la empresa El Cerro del Far, S.A. de C.V, situado en la colonia El Cerrito, negó que existieran actos de corrupción para verificar los automóviles.

Verificentros con tecnología americana

En 2014, la Secretaría de Medio Ambiente estatal puso en marcha un nuevo sistema de verificación en los 97 verificentros que existían en la entidad, con el objetivo de instalar un software que permite monitorear desde el nivel central la operación de las líneas de cada estación, a fin de acabar con actos de corrupción y garantizar transparencia, honestidad, eficacia, así como trámites más rápidos en un tiempo no mayor a 20 minutos; modelo que fue traído de California, Estados Unidos.

Si bien las autoridades señalan que ha sido un modelo exitoso que ha permitido suspender 910 líneas en estos dos años, así como clausurar 32 verificentros, en cuatro de ellos tuvo que intervenir la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) por los ilícitos que se detectaron; fuentes extraoficiales informaron que los resultados se tienen a medias.

Si bien, el monitoreo de las líneas se realiza en el horario en que los verificentros tienen permitido laborar, que es de 08:00 a 19:00 horas principalmente, los empleados de los mismos amplían sus jornadas laborales, con la finalidad de continuar usando las líneas para poder obtener los engomados que ofrecerán al siguiente día, mediante el llamado “brinco”; actos que no son detectados por la autoridad estatal por estar fuera del horario de revisión.

Hoy Estado de México acudió a estos sitios para constatar la ocurrencia de estos actos; sin embargo, aunque se detectó que los empleados permanecían en los verificentros fuera del horario de servicio, no puede afirmar que son usadas las líneas con estos fines.

Hoy Estado

Read Previous

Consignan a 3 ladrones que operaban en el Metro

Read Next

Califican de regulares los servicios en el Edoméx

error: Content is protected !!