Tamales prehispánicos de escamoles y más

Karina Ruiz / @RuizHoyEstado / Enero 31, 2016

En la fiesta de la Candelaria de Santiago Tepatlaxco en Naucalpan no se discrimina a nadie, asegura María Guadalupe Reyes, quien desde los 15 años de edad aprendió a hacer tamales; alimento tradicional que sirven principalmente en las bodas.

Ahí elaboran los tradicionales tamales que se conocen en toda la región del Valle de México, pero con la diferencia de que usan hojas de maíz cultivadas en la región, “eso le da un sabor diferente”, asegura.

En San Francisco Chimalpa, otro de los pueblos antiguos de este municipio, Catalina Manuel de Jesús se dio a la tarea de investigar cómo fue la gastronomía prehispánica de ese sitio:

Antes se hacía el tamal con la hoja de mixiote (piel del maguey), y se rellenaba de escamoles (hueva de la hormiga), gusanos de maguey y hongos, no se cocían en olla sino hacían un horno de adobe, tapados con pencas y cocidos al vapor”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

También eran compartidos en bodas, cuando alguien moría, aunque actualmente ya nadie los hace así, sólo algunas adultos mayores conservan recetas con estos ingredientes.

En Santiago Tepatlaxco, por el contrario, los mayordomos llegan al atrio de la iglesia e invitan tamales y atole a todos los visitantes en el Día de la Candelaria y el 12 de diciembre.

Al usar las hojas que ahí cosechan, los tamales salen más pequeños. Hay de rajas de cuaresmeño guisadas con jitomate y bastante cebolla, de salsa verde, y tipo oaxaqueño con hoja santa al interior.

Además para los niños hacen de zarzamora, con frutas naturales.

TamalesPrehispanicos (7)

Comentarios

comments