Se oponen a reforestación en Sierra de Gudalupe

María Ramírez / @RmrezHoyEstado / Diciembre 29, 2015

sierra

Tras advertir que al menos un centenar de hectáreas de propiedad ejidal del Parque Estatal Sierra de Guadalupe no se han reforestado por la oposición de sus propietarios, el presidente del grupo ecologista “Guardianes del Ehécatl y Sierra de Guadalupe”, Ángel Jaquez Flores, afirmó que el trabajo que se efectúa para conservar el único pulmón verde con el que cuenta esta zona del Valle de México se hace con el apoyo de la coordinación de Conservación Ecológica del gobierno estatal.

Reconoció que el Parque Estatal Sierra de Guadalupe es muy extenso, por lo que es difícil hacer una reforestación total, lo que aunado a que la mayor parte es propiedad ejidal dificulta la plantación de árboles, pero por decreto gubernamental desde 1976, que fue actualizado en 2013 por el gobernador Eruviel Ávila Villegas, las construcciones están prohibidas.

La dirección de Conservación Ecológica estatal y los grupos ambientalistas que trabajamos en esta área verde enfrentamos conflictos cuando se trata de reforestar porque los ejidatarios no permiten que en sus terrenos se planten árboles, ni que se haga nada, se cierran, tampoco cultivan y tal pareciera que nos quieren dar a entender que lo que quieren es vender sus tierras”, expresó.

Jaquez Flores recordó que para evitar esta situación el gobierno del Estado de México realiza la obra de una barda perimetral que marca el límite de la cota, es decir los espacios que ya no pueden ser urbanizables, pero remarcó que los grupos ambientalistas que trabajan en los distintos municipios que abarcan el Parque Estatal Sierra de Guadalupe han solicitado que el gobernador pueda emitir un decreto de expropiación de las hectáreas que actualmente son propiedad ejidal.

No tratamos de perjudicar a los ejidatarios, sino de resguardar esta área natural protegida, porque el riesgo que existe si se sigue urbanizando es que haya un colapso ambiental en el Valle de México”, e insistió en que la reforestación se efectúa de forma muy limitada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

En materia de reforestación resaltó que en Guardianes del Ehécatl Sierra de Guadalupe se han empeñado en plantar árboles con calidad y no en cantidad, para tratar de darle seguimiento a las plantas, es decir su poda, en la época que terminan las lluvias y quitar todo el combustible que son las hojas secas y ramas que son las que pueden provocar incendios.

Sobre las especies que han venido plantando con asesoría de los ingenieros agrónomos de Conservación ecológica estatal, explicó que está el encino, que aunque es una variedad que tarda en crecer es ideal para extender la masa verde que tanto se requiere para captar el agua de lluvia y recargar los mantos acuíferos, lo que también ayudaría a evitar las inundaciones que se registran en las comunidades de las partes bajas de la Sierra de Guadalupe.

Destacó que la recuperación de La Cañada del Ehécatl se ha logrado con la introducción de especies mexicanas como el Ocote, Pino Grey, Palo Dulce, Cedro y Mezquite, así como con el Tepozán que es un árbol nativo de la Sierra y que no requiere mucho mantenimiento, cuyo crecimiento es rápido y atrae un gran variedad de insectos como la abeja, mariposas y aves, lo que ayuda a la polinización y conservación de las especies de animales.

Enfatizó que la importancia de la reforestación estriba en el hecho de que se dé seguimiento a cada uno de los árboles que se planten, “dejar atrás el hecho de sólo plantar para la estadística, la fotografía, etcétera”, así como respetar a los grupos que trabajan en esto y apoyarlos por parte del gobierno en sus tres órdenes: federal, estatal y municipal.

Comentarios

comments