Llega edición 30 de Feria de la Piñata a Acolman

María Ramírez / @RmrezHoyEstado / Diciembre 14, 2015

piñata

Las autoridades informaron que como una forma de impulsar las tradiciones nacionales y el trabajo de artesanos, este fin de semana se realizará la edición número 30 de la Feria de la Piñata en Acolman, evento en el que se promoverá también la gastronomía y toda la creatividad de los artesanos de la demarcación.

De acuerdo con información proporcionada por el gobierno municipal, a partir de este jueves y hasta el próximo domingo la gente que acuda al evento podrá disfrutar de la creatividad de los artesanos locales, cuyo trabajo es fundamental para preservar este patrimonio cultural y difundirlo en todo el país, incluso en el exterior.

Se estableció que la de la piñata es una de las ferias más tradicionales en la región, justo por el empeño de los artesanos a la hora de elaborar sus piñatas, a los cuales, además de apoyar con estos festejos, se rinde un merecido reconocimiento.

Acolman es la cuna de las tradicionales piñatas, lugar donde por primera vez se ofició una misa de aguinaldo y se quebró una vasija de barro llena de ceniza que los frailes agustinos llevaron para evangelizar a los fieles católicos, a quienes les enseñaron que con esto los pecados quedaban perdonados.

En Acolman las piñatas han significado, para los artesanos, la conservación de una tradición, la cual se ha heredado de generación en generación. Hay familias enteras dedicadas a ello, como la de Javier González Ortiz, una de las más reconocidas en la población y cuyos abuelos se las inculcaron, a decir de Javier González.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

En total, son tres familias las que han luchado por preservar la cultura heredada y todas de alguna manera tienen lazos con la suya.

No obstante, entre los artesanos se escucha decir que lamentablemente la tradicional piñata con sus siete picos está siendo sustituida cada vez más por la piñata de figuras. La primera, de mexicanísima estampa, utilizada en fiestas decembrinas; la segunda, generalmente de personajes importados de series de televisión, entre héroes, dibujos animados y animales, para cumpleaños u otros festejos.

Cabe decir que, según versión de los productores, la fabricación de las piñatas enfrenta la competencia China, donde reclaman la patente de la piñata porque, según lo narra el explorador Marco Polo en su libro ‘’Los Viajes de Marco Polo”, las piñatas son originarias de esa nación asiática, donde las utilizaban para las fiestas de año nuevo. No obstante, también existen evidencias de que los aztecas realizaban una festividad similar para celebrar al dios Huitzilopochtli.

Se afirma que cuando esa tradición china llegó a Europa, pasó de ser un mito pagano a ser cristiano, debido a las fuertes creencias religiosas de la Edad Media Europea.

En 1586 los frailes agustinos de Acolman, específicamente Fray Diego de Soria, prior del Convento, recibieron la autorización del Papa Sixto V para celebrar lo que se llamó “misas de aguinaldo”, que más tarde se convirtieron en las posadas, esto nueve días antes de la Navidad.

La piñata original tenía la forma de una estrella con siete picos, que representan los siete pecados capitales y los brillantes colores de la piñata simbolizaban la tentación. La piñata se transformaba en una representación de la fe ciega y de la virtud o la voluntad para vencer el pecado. Los caramelos y otras golosinas dentro de la piñata representaban las riquezas del reino de los cielos, por lo tanto la enseñanza que se acompañaba con fe y una sola virtud podía vencer el pecado y recibir todas las recompensas de los cielos. El clero prohibió las piñatas entre 1788 y 1796, pero la prohibición se levantó en 1818 ante la acogida popular que tuvo.

Comentarios

comments