Familiares de bebé fallecida en estancia de Toluca afirman que fue asesinada

Hoy Estado de México – Diciembre 16, 2015

Tras el fallecimiento de Yara Gharamy, una bebé de 10 meses de edad en la estancia infantil “Julieta Lechuga de Pichardo”, la cual está a cargo del sistema municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), la madre y la abuela de la pequeña acudieron a las instalaciones del lugar para establecer un diálogo con la directora pero esta se negó e incluso les cerraron las puertas.

Elisa Chedid González y Laura Leticia González Chedid, madre y abuela respectivamente, acusaron que la muerte de la pequeña fue un caso de homicidio ya que las educadoras y enfermeras del plantel la maltrataron en distintas ocasiones.

Esto es un homicidio, la niña estaba completamente sana y de eso hay constancia en el hospital de la XXII Zona Militar donde la atendían. Ella no estaba enferma, aquí la mataron”, apuntó la abuela de Yara.

Cerca de 15 personas se presentaron al plantel en protesta por lo ocurrido ya que en aseguran que en alguna ocasión la bebé vomitó sangre por lo que su madre la llevó al hospital de la XXII Zona Militar, en donde le informaron que la niña presentaba un fuerte golpe abdominal.

Y aunque los familiares señalaron que en diversas ocasiones la pequeña les fue entregada con golpes o chipotes en cara y cabeza, la respuesta de la enfermera era siempre la misma: ‘la niña es muy inquieta’.

NOTAS RELACIONADAS

En entrevista para la Agencia MVT, Elisa Chedid madre de la menor aseguró que la abuela fue avisada una hora después de lo ocurrido, a pesar de que esta trabaja en la delegación estatal del Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA), que se encuentra a sólo unas cuadras de la estancia.

Cuando me avisaron me vine volando, vi a los paramédicos del SUEM y les pregunté qué estaba pasando, les pedí ver a la niña, pero intentaron encerrarme en una cocina, pero yo me escapé y fui hasta la sala de lactancia donde normalmente estaba la niña, y ahí la encontré toda pálida, ya estaba muerta, y ellos me dijeron que le estaban dando los primeros auxilios. ¿Primeros auxilios a un cadáver?”, apuntó la madre.

Me la entregaron con todo el babero lleno de alimento, lo que indica que a la niña la estaban forzando a comer de más. La niña cuando decía ya no quiero, era ya no quiero, y no se le tenía que dar de más, porque podían hacerle daño”, explicó la abuela.

Hoy Estado de México buscó vía telefónica a las autoridades de la estancia infantil para conocer su versión, sin embargo señalaron que ellos no estaban autorizados para realizar declaraciones ya que el DIF municipal es la encargada de emitir su postura.

Con información de Agencia MVT

Comentarios

comments