De pobre a rico por una fotografía, en Siria

Hoy Estado de México – Diciembre 3, 2015

Por las calles de Beirut, Libano, un desafortunado refugiado de Siria fue fotografiado hace algunos años, cuando vendía plumas en las calles de de dicha cosmopolita ciudad, ahora Al-Attar tiene tres empresas, obtenidas después de una campaña de crowdfunding en línea, en donde ganó 191,000 dólares.

El sirio de 33 años de edad, es padre de dos hijos, él abrió una panadería hace un par de meses y ha añadido desde entonces una tienda de kebab y un pequeño restaurante a su empresa, además emplea a 16 refugiados de su misma nación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

Hace cuatro meses el mundo conoció la fotografía de Al-Attar donde lleva a su hija dormida en su hombro mientras trataba de vender bolígrafos en la calle.

No sólo me cambio de vida, sino también la vida de mis hijos y la vida de personas en Siria a quien ayudé, dijo el refugiado, ahora micro empresario.

Además comentó que entregó cerca de 25.000 a amigos y parientes en su país natal, también ofreció una vida mejor para él y su familia en Beirut.

Sin embargo, su esposa regresó a Siria y están separados actualmente.

Él y sus 16 empleados tienen la suerte de tener trabajo en el Líbano, pues las cifras cuentan que alrededor de 1.2 millones de refugiados sirios registrados en el país, la mayoría de ellos luchando por encontrar un trabajo y que tan solo un tercio de todos los refugiados sirios en Líbano tienen alguna forma de empleo, según un informe de 2014 por la Organización Internacional del Trabajo.

empresario-sirio-refugiado-3122015

Comentarios

comments