VIDEO: «Bailan» a carretoneros en canje de caballos por motos

Juan Manuel Lopez /@LopezHoyEstado/ Septiembre 9, 2015

La sustitución de caballos por motocicletas que jalan carretas de basura en Nezahualcóyotl, se ha convertido en negocio para las seis organizaciones recolectoras que operan en la localidad, aseguraron pepenadores a Hoy Estado de México.

En febrero pasado, la alcaldía inició con la entrega de 200 vehículos para “terminar” con el maltrato animal sin afectar el trabajo de 457 familias recolectoras, sin embargo, los carretoneros a quienes se les entregaría una moto a cambio de dos caballos, no cuentan con las facturas que los acrediten como dueños legítimos de las unidades.

“Me prometieron que la moto era mía pero no me han entregado ni papeles y me dicen que la moto es de la organización, de hecho no la puedo sacar del tiradero”, denunció un carretonero que pidió anonimato.

Untitled-3

Por su parte, Gualberto Guerrero, coordinador del Programa de Manejo de Residuos local explicó que la entrega de las motos se realiza conforme a un padrón que data de 2005 a fin de llevar el control de las motos y evitar el condicionamiento de las mismas.

“Somos garantes que los lideres no se aprovechen de la situación y que los vehículos adquiridos no sean condicionados bajo ninguna circunstancia”, indicó.

También te podría interesar 

Edoméx orienta a campesinos sobre Reglamento de Tránsito

VIDEO: Alumnos de escuela quemada se mudan a obra negra en Chimalhuacán

Sin embargo, los trabajadores de las seis organizaciones recolectoras (URBYNA “FUSAC”; URBYNA “PRI”; URBYNA “ZORROS”; URBYNA; URBYNA “CELESTINO”; URBYNA “FUCCSA”) aseguran que están obligados a realizar “veladas” dentro del tiradero para cuidar los vehículos.

Asimismo, dentro del proyecto se contempla la reubicación de los animales a lugares “adecuados” a través de un convenio con las organizaciones Donkey Sanctuary (UNAM), Comité Pro Animal A.C y Franz Weber A.C.

Pero vecinos, ex trabajadores y carretoneros afirmaron que los caballos terminan sus días en un rastro ubicado en la carretera federal México-Texcoco donde los compran por dos mil pesos.

Checa la galería completa aquí

Untitled-4

Comentarios

comments