Desplome de bóveda en río Verdiguel no fue por obra mal hecha del Colector

Agencia MVT – Marzo 31, 2015

rio

El Informe Ejecutivo Estudios y Revisión del Proyecto de la Bóveda y Colector de Alivio del Río Verdiguel fue entregado al Organismo Agua y Saneamiento de Toluca, el cual indica que tras la revisión de planos y memoria de cálculo de los estudios relacionados al funcionamiento de la bóveda en la zona del caído, elaborado por la empresa IUYET, se llegó a la misma conclusión de los estudios elaborados por la Facultad: las causas de las fallas que se han presentado a lo largo del tiempo en la bóveda del Río Verdiguel son debidas principalmente a la socavación de los muros de la bóveda, por lo que se concluye que no es atribuible a la obra ejecutada del Colector de Alivio, informó el maestro en ingeniería y director de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma del Estado de México, Raúl Vera Noguéz.

El dictamen técnico recomienda elaborar un estudio para la rehabilitación del sitio de caído de la bóveda del Río Verdiguel, a través de acciones para su rehabilitación y puesta en operación, además plantea realizar estudios topográficos, hidráulicos y estructurales para la rehabilitación de la bóveda y atenuar los riesgos de la estructura, principalmente en el tramo de la avenida Vicente Guerrero a la glorieta La Marina, en el centro de la ciudad de Toluca.

Al respecto, el director general del Organismo Agua y Saneamiento de Toluca, Rodolfo Martínez Muñoz informó que tales recomendaciones han sido atendidas inmediatamente, por lo que se dispone ya del proyecto y los recursos económicos para la realización de las obras necesarias, mismas que estarán concluidas a mediados de junio próximo.

El dictamen destaca que la lluvia del pasado 10 de febrero, de acuerdo a información pluviométrica, tuvo una intensidad moderada de 10 milímetros por hora.

El estudio agrega: El cauce está confinado por dos muros de mampostería de piedra; de éstos, el correspondiente a la margen izquierda debido a la erosión de la base del mismo por el flujo del agua, perdió el apoyo que lo sustentaba, causando un desprendimiento del muro y de la parte superior de la bóveda, de la superficie del terreno y de la caseta del estacionamiento “El Checo”, en un área aproximada de cinco por diez metros. Dado que el gasto que podía conducir la bóveda estaba restringido a 18 metros cúbicos por segundo, por las condiciones en el tramo Tollocan-Vicente Guerrero y que el colector de alivio de 2.44 metros de diámetro aguas arriba de la confluencia con la bóveda del Río Verdiguel no se encontraba funcionando, se descarta que el colapso se deba a un tapón hidráulico. Derivado de lo anterior, el caído el 10 de febrero no es atribuible a la obra ejecutada del Colector de Alivio.

Comentarios

comments