Yucatecos toman el “Fin del mundo con calma”

A pesar de que algunos nublados inundaron el cielo de Mérida, los habitantes de la capital Yucateca tomaron el presunto fin del mundo con calma. Pues durante las primeras horas de este viernes 21 de diciembre, en el que algunas interpretaciones del calendario maya advertían “el fin de los tiempos”, la capital de Yucatán tiene un ritmo de vida normal

A 120 kilómetros del principal centro ceremonia de los mayas, Chichén Itzá, no parece el fin del mundo sino la continuación de la vida normal, la gente se trasladó a sus trabajos e incluso aprovecho la mañana para realizar actividades físicas.

Cabe destacar que el único inconveniente es que el tradicional buen clima y el sol, o Dios Kin, como fue conocido por los mayas, se encuentra escondido detrás de nublados que de momento no amenazan con soltar fuertes lluvias en esta ciudad.

Comentarios

comments