Linchamiento, consecuencia de falta de atención: alcaldesa electa de Texcoco

La presidenta municipal electa de Texcoco, Delfina Gómez Álvarez consideró que el linchamiento de los dos presuntos delincuentes en el poblado de Santiago Cuautlalpan se debe a la falta de planeación, prevención y atención de la autoridad municipal a la ciudadanía.

“Por ejemplo el ciudadano habla por teléfono para solicitar una patrulla porque están robando su casa y la policía tarda media hora en llegar y cuando llega los asaltantes ya se fueron, eso genera que la población empiece a dudar de la capacidad de los responsables de seguridad pública y se pierde la imagen de autoridad”, aseveró.

Tras lamentar los acontecimientos registrados el pasado martes 18 de diciembre, la alcaldesa dijo que junto con su equipo de trabajo ha detectado que, debido al incremento del índice delictivo en los últimos tres años -que calculó en 60 por ciento-, en casi todas las comunidades de Texcoco, los propios vecinos han adoptado mecanismos de autoprotección.

Citó los casos del fraccionamiento de Lomas de Cocoyoc, donde los residentes han instalado cámara de video vigilancia que están a cargo de ellos mismos; en San Diego, por ejemplo, hay brigadas de vigilancia, en Cuautlalpan tocan la campana de la iglesia en caso de emergencia y en otro casos los residentes han colocado rejas de seguridad y en al menos tres comunidades más existen pintas de advertencia a delincuentes en las bardas.

Aunque la munícipe electa no ve mal este tipo de medidas de autoprotección, enfatizó que es indispensable que la autoridad mantenga la dirección de esas estrategias ciudadanas para evitar que salgan de control.

Actualmente, refirió, el municipio de Texcoco tiene entre 10 y 12 patrullas, las cuales resultan insuficientes para atender a las 56 comunidades que integran el municipio, cuya población total es de 300 mil habitantes.

En cuanto al estado de fuerza, señaló que Texcoco cuenta con 120 efectivos, por lo que la meta de su administración es llegar a tener 300 policías, seleccionados escrupulosamente y certificados mediante los exámenes de control de confianza, además de adquirir por lo menos 50 patrullas, es decir, una por comunidad, en promedio.

Finalmente descartó que vaya a solicitar la presencia del Ejército mexicano, pues de acuerdo con el diagnóstico que ha realizado junto con sus colaboradores, opinó que es posible establecer estrategias efectivas para reducir los índices delictivos en la demarcación que gobernará a partir del primero de enero.

Comentarios

comments