ÚLTIMO MINUTO :

Confiesa mujer que sacó los ojos a su hijo; ayudó su hermana

Una semana de ayuno y oración fue lo que pidió Martha García vengas, a sus hijos y nietos porque afirmaba que se iba a acabar el mundo, por lo que desde el pasado lunes 21 de mayo los convocó a su casa donde comenzaron con sus rituales, al parecer cristianos.

La matriarca, de 48 años de edad, encabezaba el ritual en el que participaban sus hijos: María del Carmen, Jesús y Libeth Ríos García, de 23, 25 y 22 años respectivamente, además de otros cuatro familiares: Yesenia Mayela Maciel, de 20 años, Ciro Ríos de 57, y Leticia Maciel de 18.

Además en el lugar se encontraban los menores Fernando Callette Alvarado Ríos, de cinco años, un hermano mayor de nueve -cuyo nombre no fue dado a conocer- y Bertha Brizia Maciel de apenas nueve meses.

La abuela pidió a sus familiares que cerraran los ojos mientras oraban, pero como su nieto, el pequeño Fernando Callette Ríos Alvarado no acató la orden, la madre de éste, María del Carmen Ríos García, de 23 años de edad y su tía, Ruth Lizbeth, de 25, le arrancaron los ojos con sus propias manos, con la finalidad supuestamente de limpiarlos, añadió la abuela del menor.

El pequeño de nueve años salió despavorido de la casa marcada con el número 5 de la calle Graciano Sánchez, colonia San Agustín de esta demarcación. Los vecinos al percibir que algo grave había ocurrido en esa vivienda llamaron al centro de mando de la policía municipal, por lo que en pocos minutos se instrumentó un operativo con elementos de la policía ministerial.

En el lugar, donde fueron detenidos los participantes del ritual, fue localizada una biblia y otro libro de la fe cristiana, reveló el subdirector operativo de la policía municipal Samuel Cuevas Monrroy.

Los menores de nueve años y nueve meses, quedaron bajo el resguardo del Ministerio Público, quien los canalizó al sistema DIF municipal. María del Carmen fue presentada en el Centro de Justicia Neza Palacio, donde admitió que ella y su hermana le sacaron los ojos a su hijo en la cocina de la casa de su madre.

Por la tarde, el padre del pequeño lesionado, quien no tuvo participación alguna en las prácticas religiosas, acudió ante el agente del Ministerio público para rendir su declaración.

Hoy Estado

Read Previous

Ipata desmiente ser preparador físico de los Diablos

Read Next

Bloquean profesores avenida en Toluca; exigen mejoras educativas

error: Content is protected !!