Trash metal, del desperdicio al arte

El metal no sólo es su principal materia prima, sino su fuente de inspiración, los acordes alucinantes y la voz potente de James Hetfield se mezclan con el martilleo y los ruidos de máquinas eléctricas, láminas y tornillos, Israel de la Mora Jiménez hace Trash Metal.

Avecindado en el municipio de Chimalhuacán, el joven autodidacta desarrolló este concepto artístico, en el cual da forma a sus creaciones con desechos de guitarras eléctricas, lavadoras, calentadores de agua, radios, televisores, computadoras y otros aparatos eléctricos.

Para ello ha aprendido y fusionado oficios como hojalatería, tapicería y carpintería; además ha tomado conocimientos de amigos técnicos en electricidad y electrónica, logrando un arte sui generis.

Al principio, Israel elaboraba muebles con materiales reciclados, luego esculturas y después al arte-objeto, especialmente al diseño de lámparas.

La fusión creada a partir de su influencia por el arte gótico y la filosofía del reciclaje han dado como resultado diversas piezas, entre las que destacan: Lámpara Metálica, elaborada con un tapón de automóvil, cuatro ejes de bicicleta y envolturas de golosinas; Mesa Estelar, creada con cuatro mil corcholatas, Mueble multifuncional, construido a base de estuches de películas DVD y VHS, botellas de PET, bolsas de plástico, papel y cartón.

Aunque Israel dijo que todas sus creaciones eran importantes, Vitrina sleyer representa la dualidad y el juego; hace referencia a la arquitectura oriental y fue confeccionada con carcasas de aparatos eléctricos, padecería de lámina, fierro viejo y un tapón de rin de coche.

«Me gusta representar espiritualidad en cada una de mis obras y sobre todo lanzar un mensaje a las personas para que hagan consciencia y se sumen al proyecto de fomento por el reciclaje y así contribuir de manera positiva al medio ambiente», comenta el joven artista.

Entre rolas de Metallica, Megadeth, ACDC, y un sinfín de trozos de diversos objetos y materiales, transcurren los días en el taller de Israel, un lugar donde el arte y el reciclaje encontraron la morada ideal para vivir.

¿Sabías qué…?

Hasta el momento Israel de la Mora, quien está becado por el Instituto Mexiquense de Cultura a través del FOCAEM, ha creado 29 obras de gran formato, mismas que ha presentado en diversos foros como: el Faro de Oriente, en Iztapalapa; la casa de Cultura de Chimalhuacán, el Hotel Nico de Polanco y el Centro Cultural Mexiquense en Texcoco 

 

Comentarios

comments