Huexotla: una mirada hacia el pasado de Texcoco

Imaginarse la forma de vida de los antiguos habitantes prehispánicos de Huexotla mediante los basamentos piramidales que hoy resguarda la zona arqueológica que lleva el nombre del pueblo, es retroceder a la época en que Nezahualcóyotl, señor de Texcoco, caminaba por estos lugares.

En entrevista con Fernando Guerrero, arqueólogo encargado de la zona arqueológica de Huexotla, perteneciente al Centro INAH Estado de México del Instituto Nacional de Antropología e Historia y del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (INAH-Conaculta) detalló que las primeras edificaciones fueron consolidadas en el siglo XI d.C.
En las últimas décadas, antes de la conquista española, no descartó la posibilidad que Nezahualcóyotl, emperador de Texcoco, estuviera en la hoy zona arqueológica.

“No podemos saber con precisión los lugares donde el rey poeta Nezahualcóyotl pudiera estar, pero lo que es un hecho, es que él tenía cono- cimiento de lo que existía en su imperio, por lo que pudo haber conocido Huexotla, inclusive estudiar los sistemas hidráulicos y arquitectónicos del lugar”, señaló.

Agregó que las dos estructuras piramidales que están dentro de la zona, tuvieron una ocupación correspondiente a diferentes periodos de la historia, donde se cree era un espacio cívico-habitacional donde vivía una parte de la nobleza.

Actualmente la zona de Huexotla resguarda diferentes ruinas que hoy en día aún mantienen su estructura original, gracias a las restaura- ciones y estudios de las edificaciones, por ejemplo, el templo dedicado a Ehécatl (Dios del viento), misma que sobresale por tener un aspecto circular, muy diferente a las otras dos estructuras en forma piramidal, principal atractivo turístico.

Comentarios

comments