ÚLTIMO MINUTO :

“Jamás voy a superar 1985”

A 26 años del terremoto de 8.1 grados en la escala de Richter que dejó marcada a la ciudad de México, Alberto Gómez Salas aún mantiene en su memoria los momentos de angustía que vivió aquella mañana del 19 de septiembre.

Vivía en la colonia Centro, cerca de la estación del Metro San Antonio Abad de la Línea 2 y diariamente se trasladaba al Estado de México, pues trabajaba en una reconocida empresa cervecera ubicada en esa región.

Ese día descansaba, pero se levantó antes de las siete de la mañana porque en la tarde vería a su madre, quien vivía en Ixtapaluca.

Todo transcurría en paz, hasta que comenzó el sismo. «Sentí como si el piso fuera gelatina, todo se movía; en las noticias dijeron que sólo habían sido unos segundos, pero a mí me parecieron varios minutos.

«Cuando dejó de temblar, mis ojos no podían creer lo que vieron en Calzada de Tlalpan, todo era un desastre, decenas de viviendas caídas, entre ellas el Conjunto Pino Suárez, la gente lloraba, me quedé en shock al ver la nube blanca que envolvía las calles», relató.

El hombre de 66 años comentó que después de comprobar que su madre y hermana estaban bien y dar aviso a su esposa e hijos que no le había pasado nada, se dirigió al Hospital Juárez, ahí tenía amigos, al llegar al lugar todo era un caos, de inmediato comenzó a ayudar.

«Han sido los momentos más terribles de mi vida. Lo peor del terremoto no fue el movimiento telúrico, sino las consecuencias, los cadáveres, el desastre, los llantos, el olor penetrante de la muerte, las personas buscando desesperadas a sus familiares; me acuerdo de una joven de unos 20 años que caminaba sin rumbo por los escombros con la vista pérdida.

«Tampoco olvido cuando sacamos a una madre con su pequeña recién nacida, la nena tenía agarrado en su manita el dedo gordo de su mamá, esa noche aunque seguí con las labores de ayuda me la pasé llorando, no pude apartar esa escena de mi mente, de hecho creo que jamás voy a superar 1985», reconoce.

Alberto asegura que esas semanas en las que estuvo como voluntario lo marcaron a tal grado que se mudó al Estado de México.

«Ya no podría vivir en la ciudad, cada que se va la luz me pongo muy nervioso, mi corazón se acelera y comienzo a sudar frío, además tuve que recibir terapia porque los meses posteriores al  terremoto tuve pesadillas.

«Ya son 26 años del temblor y cada que se acerca la fecha me pongo muy triste; hay gente que conozco y que vive también aquí en Ixtapaluca, que huyó del DF por miedo a que temblara de nuevo, así como esas personas quienes vivieron el espantoso suceso, yo quedé marcado para siempre.

Nunca olvidaré esos muertos, que también son míos», afirmó.

Datos del temblor

• Fecha: 19 de septiembre de 1985
• Hora: 7:19 hrs.
• Magnitud: 8.1 en la escala de Richter
• Epicentro: Costas de Michoacán
• 10 mil muertos, algunas AC hablaron de más de 20 mil fallecidos
• 250 mil personas quedaron sin hogar
• 770 edificios colapsados
• 32 estaciones del Metro dejaron de operar
• El costo del sismo se estimó en cuatro millones de dólares
• Aunque no se sabe el número exacto, a raíz del movimiento telúrico muchas personas emigraron del DF para el Estado de México, los municipios en donde residen más sobrevivientes son Ecatepec, Atizapán, Cuautitlán, Tecámac y Coacalco

Hoy Estado

Read Previous

Tezcutzingo, palacio de la realeza texcocana

Read Next

Danny Daniel, salsero de corazón

error: Content is protected !!