ESTADO DE MÉXICO A 30 DE AUGUST, 2014

Comunidad

Puente de Tlapacoya “pide a gritos” su reemplazo

Miguel Ángel González

15 / mayo / 2012

Mientras que el puente vehicular que conecta a los municipios de Chalco e Ixtapaluca a través de la carretera México-Puebla, a la altura del Cerro del Elefante, presenta severos daños estructurales que se han agravado con los recientes sismos, el distribuidor vial que comenzó a construirse para sustituirlo se encuentra abandonado desde hace casi un año.

Hoy Estado de México realizó un recorrido por este puente, por el que circulan un promedio de 20 automotores por minuto, incluidos camiones de carga.

El puente está conformado por diez placas o lozas, entre las cuales se aprecian aberturas de hasta 25 centímetros, en la parte sur, el desnivel obliga a los automovilistas a reducir la velocidad para evitar dañar la suspensión.

Durante todo el día este puente se cimbra con el paso de los automotores, principalmente por los que transportan materiales pesados, lo cual resulta angustiante para los propios automovilistas y para los vecinos, quienes temen que en cualquier momento pueda colapsar.

Abelardo, chofer de una pipa que distribuye agua en el municipio de Ixtapaluca, comentó:

"Sí tengo miedo de que cuando esté pasando por ahí se caiga, pero no me queda de otra más que arriesgarme, porque tengo que trabajar".

Ante la evidente necesidad de reemplazar esta vía de comunicación, las autoridades del Estado de México propusieron la construcción de un distribuidor vial con recursos del Fondo Metropolitano; la Legislatura Federal aprobó el proyecto y le otorgó un presupuesto de 65 millones de pesos.

Fue así que en diciembre del 2010, los entonces alcaldes en funciones de Ixtapaluca, Chalco y Valle de Chalco, acompañados de diputados federales y funcionarios estatales dieron el banderazo de inicio a esta obra que tendría 393 metros de longitud y tres carriles con una superestructura de concreto y acero.

Sin embargo, hoy sólo se aprecian algunas columnas y varias estructuras de acero abandonadas a un costado de la autopista México-Puebla.

Según la diputada federal Marisela Serrano Hernández, la responsable de que esta obra se encuentre suspendida es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a través de Caminos y Puentes Federales (Capufe), instancia que se ha negado a autorizar la construcción que atravesaría la carretera México-Puebla.

En tanto, el llamado puente de Tlapacoya, continúa en servicio, tambaleante y pidiendo a gritos ser remplazado, pero hasta ahora todos lo escuchan, menos las autoridades.

 

 

 

 

 

 

 

RELACIONADAS