ESTADO DE MÉXICO A 23 DE APRIL, 2014

Nacional

Será débil el crecimiento de la economía mundial:OCDE

Redacción

3 / septiembre / 2013

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) estimó hoy que el crecimiento en la economía mundial será débil, debido a la desacelaración que se registra en varios países emergentes.

En su reporte mensual sobre el comportamiento de la economía, presentado este martes en esta capital, la OCDE destacó que el panorama de la economía global para este segundo semestre del año es poco alentador.

"Pese al firme crecimiento de Estados Unidos y la sostenida recuperación europea, una desaceleración en muchas economías emergentes implica que el crecimiento mundial seguirá siendo débil", destacó el reporte difundido en la página de la Organización en internet.

La OCDE, que congrega a 34 Estados, cuyo objetivo es coordinar sus políticas económicas y sociales, el crecimiento se está produciendo a tasas alentadoras en los países del Grupo de los Siete (G-7), primordialmente en Estados Unidos, Japón y Reino Unido.

De acuerdo con el reporte, en las tres mayores economías de la OCDE, Estados Unidos, Japón y Alemania, se espera un crecimiento anualizado en torno al 2.5 por ciento para el tercero y cuarto trimestres.

Mientras que se prevé que Francia crezca en alrededor del 1.5 por ciento anualizado en el segundo semestre del año, mientras que se espera que en Italia el crecimiento que se mantenga ligeramente negativo.

Respecto a países de la zona euro, que han sido lastre para el crecimiento internacional de los últimos años, la Organización confía en que la región continuará con su recuperación, principalmente en Francia y alemania, cuyas previsiones se corrigieron al alza.

La economía francesa podría crecer este años 0.3 por ciento, 0.3 por ciento más en relación a las estimaciones hechas por la OCDE en mayo pasado, mientras que Alemania, la mayor economía de Europa, se prevé que crezca 0.7 por ciento, frente al 0.4 por ciento estimado antes.

En tanto, la economía de Reino Unido, ajeno a la zona euro, tendrá un crecimiento del 1.5 por ciento, casi el doble en relación al 0.8 por ciento estimado en mayo por la OCDE, conocida comúnmente como el "club de los países ricos".

Pese a las favorables expectativas de las principales economía y las naciones de la zona del euro, la economía mundial será débil debido que el crecimiento de muchos países emergente se ha desacelerado, por la inestabilidad de los mercados y la fuga de capitales.

"Ya que ahora, varias economías emergentes, representan una parte importante de la economía mundial, el crecimiento mundial a corto plazo será lento", destacó el economista Jorgen Elmeskov, jefe adjunto de la OCDE durante la presentación del reporte.

Elmeskov dijo que la gradual recuperación de la fuerza en las economías avanzadas es alentadora, aunque todavía no esta firmemente establecida una recuperación sostenible. "Los principales riesgos se mantienen", destacó.

La zona del euro, explicó, sigue siendo vulnerable a los mercados financieros renovados, la banca y las tensiones de deuda soberana. Los altos niveles de deuda en algunos mercados emergentes han aumentado su vulnerabilidad a las crisis financieras.

"Y la renovación de la arriesgada política fiscal en los Estados Unidos podría debilitar la confianza y provocar nuevos episodios de turbulencias financieras ", destacó el especialista.

Para equilibrar la economía global, la OCDE recomendó, entre otras acciones, la aplicación de reformas estructurales para impulsar el crecimiento, reequilibrar la economía mundial y evitar una caída en el desempleo.

"La lucha contra el alto índice de desempleo es crucial y debe ser un elemento clave de la acción gubernamental", destacó la OCDE, tras precisar que las tasas de desempleo en la euro zona son de alrededor del 12.0 por ciento y 7.5 por ciento en Estados Unidos.

RELACIONADAS