Monja ofrecía niños sordos a curas pederastas

Hoy Estado de México – Mayo 7, 2017

A casi un año de la revelación de presuntos abusos sexuales a niños sordos en la provincia argentina de Mendoza, una monja católica fue detenida luego de ser señalada de facilitar y consentir las violaciones.

Una de las presuntas víctimas del Instituto Antonio Próvolo denunció a la japonesa Kosaka Kumiko, de 42 años, por ponerle un pañal luego de ser violada por el sacerdote Horacio Corbacho, a fin de ocultar la hemorragia que ello le provocó.

Aunque la monja negó todo y aseguró que solo estaba allí “para hacer el bien”, fue detenida y acusada de “comisión por omisión de abuso sexual con acceso carnal en concurso ideal con abuso sexual gravemente ultrajante agravado por ser el autor encargado de la guarda y por ser cometido contra un menor”.

Tras la acusación de la exalumna surgieron otras denuncias con las que se estableció que Kumiko golpeaba a los alumnos y los “estudiaba” para ofrecer a los que ella consideraba “los más débiles” a sus victimarios, sacerdotes pederastas.

En este sentido, testigos protegidos indicaron que la monja era muy unida al cura italiano Nicola Corradi, quien está acusado de múltiples violaciones, aunque no ha sido encarcelado ya que tiene 82 años y su estado de salud es delicado, por lo que goza de prisión domiciliaria.

En caso de ser encontrada culpable, la religiosa podría alcanzar de 10 a 50 años de cárcel.

Con información de Noticieros Televisa.

Comentarios

comments