Debany encaró al “coqueto” que la asaltó

Hoy Estado de México – Marzo 14, 2017

Debany Chávez, quien fue víctima de robo en Nuevo León y cortejada posteriormente por su agresor vía Facebook, acudió acompañada de la policía municipal de Benito Juárez al domicilio del presunto ladrón en la colonia Villas de San Juan.

El asaltante de 17 años de edad, identificado como Ckarlos Ozvaldo en la red social, confesó que cambió el celular que le robó a Debany por una piedra de cocaína, sin embargo, se ofreció a entregarle otro teléfono y 200 pesos en efectivo.

NOTA RELACIONADA:

La joven víctima del robo detalló a medios que el menor la asaltó cerca de su domicilio, cuando iba acompañada por su mamá y hermana.

Debany agregó que luego de que el asaltante la contactó para tratar de enamorarla, le confió que ya no tenía el aparato, porque lo había cambiado por droga, no obstante, se dijo dispuesto a robar otro para ella, a cambio de un beso.

La historia del “ladrón coqueto” se ha vuelto famosa en redes sociales, al grado de que a pocas horas de darse a conocer ha desatado reacciones de todo tipo en varios países de sudamérica.

Sin embargo, en entrevista con El Universal, el investigador y académico de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Fernando Esquivel Lozano, advirtió que este caso refleja una situación preocupante que pone de manifiesto la vulnerabilidad de los usuarios de las redes sociales, principalmente jóvenes.

El especialista se refirió a los denominados “zombies digitales”, jóvenes que habitan más en una realidad virtual que en la vida real, usuarios de las redes sociales que han perdido la noción de los límites entre lo público y lo privado, al grado de compartir en Facebook muchas situaciones que no sólo atentan contra su privacidad, sino que ponen en riesgo su seguridad personal y familiar.

Recalcó que los “zombies digitales” no son conscientes del riesgo que implica dar a conocer en tiempo real si adquirieron casa o carro nuevo, si están de vacaciones o en un restaurante, sin tomar en cuenta que entre sus contactos puede haber gente que se dedica a revisar perfiles para obtener información útil para cometer robos o secuestros.

Además de que aceptan cuanta solicitud de amistad les llega sin importar si se trata de personas que conocen o no, sólo con el propósito de aumentar su número de contactos y su “popularidad”.

Comentarios

comments