Dictan cárcel al cuñado del Rey de España

Hoy Estado de México – Febrero 17, 2017

Las autoridades judiciales de España condenaron a Iñaki Urdangarin, cuñado del rey Felipe VI, a seis años y tres meses de prisión por diversos delitos que van desde prevaricación, falsedad documental, malversación de caudales públicos, fraude a la administración pública, tráfico de influencias, y delitos contra la Hacienda Pública.

El fallo del tribunal de Palma de Mallorca, en Islas Baleares, absolvió a la infanta Cristina de Borbón del delito de fraude fiscal, sin embargo tuvo que pagar 265 mil euros por su responsabilidad civil como beneficiaria de las ganancias obtenidas por su marido.

Debemos absolver y absolvemos a doña Cristina Federica de Borbón y Grecia de los delitos contra la hacienda pública”, reza la sentencia emitida siete meses después de que el juicio fuera visto para sentencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

Urdangarin también tendrá que pagar una multa de 512 mil euros por haber malversado junto a un exsocio varios millones de euros entre 2004 y 2006 a través del Instituto Nóos, una fundación sin ánimo de lucro que presidía.

Según las investigaciones, el ex duque y su socio Diego Torres, condenado a ocho años y medio de cárcel, habrían inflado contratos públicos firmados con los gobiernos regionales de Baleares y Valencia, entonces dirigidos por el conservador Partido Popular del ahora jefe de gobierno Mariano Rajoy.

En Barcelona, el abogado de la infanta, Miquel Roca, declaró a la prensa que su clienta recibió el fallo “con satisfacción pero también con el disgusto de compartir una condena para su marido que ella considera injusta porque creyó, cree y seguirá creyendo en la inocencia de su esposo”.

El escándalo estalló a finales de 2011 y causó un profundo malestar entre la sociedad española, golpeada por una de las peores crisis económicas de las últimas décadas, que llevó a la abdicación en junio de 2014 del rey Juan Carlos I y la llegada al trono de su hijo Felipe VI con la intención de restaurar la imagen de la monarquía.

El nuevo monarca no sólo mantuvo al matrimonio alejado de los actos oficiales, como ya había hecho su padre, sino que incluso les retiró el título de duques de Palma que recibieron al casarse.

Con información de Animal Político.

Comentarios

comments