Asentamiento de Monarca disminuyó 27% en un año

Arturo Callejo – Febrero 28, 2017

Durante la temporada 2016-2017, disminuyó en 27 por ciento el asentamiento de la Mariposa Monarca sobre los macizos forestales de los estados de México y Michoacán, al solo ocupar 2.91 hectáreas de las 4.01 hectáreas que usaron en la temporada 2015-2016, informó Gloria Tavera Alonso, directora de la Biósfera de la Mariposa Monarca.

Disminuyó 27 por ciento, pero el año pasado (2016) aumentó 255 por ciento, la diferencia es amplia; sin embargo, lo que se ha observado, es que fueron racimos mucho más grandes en árboles de oyamel”, explicó.

En tanto, el asentamiento en 2014-2015 fue de 1.13 hectáreas, mientras que la temporada más crítica para esta especie, se registró en 2013-2014, cuando la ocupación en terreno boscoso, apenas alcanzó las 0.67 hectáreas entre ambas entidades federativas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

En aquél entonces, dijo Tavera Alonso, fueron tres amenazas principalmente las que hicieron que disminuyera la población y tenían que ver con el hábitat reproductivo, pues se fue perdiendo el algodoncillo (que es su alimento), en Estados Unidos y Canadá, por el uso de herbicidas y glifosatos. Ante el problema, en 2014, hubo una campaña en la que participó un grupo de alto nivel para la conservación de la Mariposa Monarca.

A la fecha, la Mariposa Monarca sigue en los bosques del Estado de México y Michoacán y están en su etapa reproductiva, para que, el 21 de marzo, con el equinoccio de primavera, emprendan su vuelo de regreso de más de cuatro mil kilómetros hasta Canadá, pasando por diversos estados de la República mexicana y de Estados Unidos.

Los estudios señalan que son 13 colonias las que se establecieron en los bosques mexiquenses y purépechas, aunque, de forma histórica, la mayor concentración se registró en El Rosario, municipio de Angangueo, Michoacán, con 40 por ciento de la superficie forestal, debido a que existen pendientes, humedad, agua disponible y la estructura boscosa.

Ahora que se aproxima su regreso, las Mariposas Monarcas que se asentaron en el Estado de México, saldrán por el municipio de Atlacomulco, al norte mexiquense, para arribar por Querétaro, e irse por los cañones de la Sierra Madre Oriental y tomar rumbo a San Luis Potosí.

En esta ruta van poniendo sus huevecillos, unos 400 cada una, los van administrando, la mayor parte los ponen al norte de México, en la parte de Reynosa, Tamaulipas; en Coahuila, sobre el río Sabinas, otras alcanzan el río Bravo y llegan a la parte sur de Texas, donde terminan de poner huevecillos y mueren. Ahí termina la generación de Matusalem, que nace a principios de agosto en la zona de los grandes lagos, hacia el sur de Canadá o norte de Estados Unidos”, ahondó la experta.

Comentarios

comments