Peligra el sueño mexiquense

Reporteros – Noviembre 30, 2016

Más de 20 años de su vida, los entregó al sueño americano. Siempre, con la ilusión de tener una vida económica más holgada, que llevó a Leopoldo Morales a convertirse en un “mojado” en Estados Unidos, donde formó una familia.

A pesar de que hace ocho años fue deportado y separado de sus tres hijos, hoy muestra su solidaridad con los paisanos que aún radican en ese país y cuya estancia pende de un hilo tras la victoria de Donald Trump en las elecciones donde se eligió al nuevo presidente de Estados Unidos.

Se va a hacer un caos, no nada más en México, sino a nivel mundial. Si Obama hizo cosas en contra y nos manifestamos con el llamado ‘Día Sin Mexicanos’, y le dimos en la torre a la economía. Necesitamos unirnos y hacerlo, pero durante meses”, asegura Polo, como lo llaman sus amigos de Nezahualcóyotl.

Él asegura que la vida de indocumentado es difícil, pues se debe vivir a diario con el miedo de que migración los agarre y sean devueltos a sus lugares de origen, o soportar la discriminación y el racismo que, en la mayoría de los casos, proviene de los propios latinos.

NOTA RELACIONADA:

Tengo tres hijos allá, uno de 24, otro de 17 y el más chico de 15, tiene ya casi 11 años que no los veo, porque me deportaron en el 2009 y estuve dos años en la cárcel por manejar en estado de ebriedad”, reconoce Polo, quien ganó su juicio, pero fue deportado a México.

II.Del campo al sueño americano

Como Polo, se estima que, al menos, 540 mil mexiquenses de cinco años o más viven en Estados Unidos como migrantes, de acuerdo con datos del Consejo Estatal de la Población (Coespo), con base en información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI); sector que en la entidad vivía principalmente en un entorno rural y que decidió buscar el sueño americano, para tener mejores oportunidades de vida.

Estimaciones de esta institución, actualizadas en 2010 por última vez, señalan que en el Estado de México existe 1.42 por ciento de intensidad migratoria, considerado un porcentaje bajo, en comparación con otras entidades del país, quienes envían remesas a cerca de 2.39 por ciento de los hogares mexiquenses; es decir, a casi 89 mil familias de la entidad.

El municipio de Luvianos ocupa el primer lugar de los 125 municipios mexiquenses, en cuanto al número de población que ha migrado a Estados Unidos, le siguen Coatepec Harinas, Zumpahuacán, Tlatlaya, Almoloya de Alquisiras, Amatepec Ixtapan de la Sal, Joquicingo, Malinalco y Ocuilan.

III. Meseros y agricultores

La Coordinación de Asuntos Internacionales estatal informó que la entidad se encuentra en el octavo lugar de los estados que más expulsan a mexicanos hacia Estados Unidos, pues se estima que 1.2 millones de mexiquenses radican de manera legal o sin documentos en la nación americana; cifra basada en la expedición de matrículas consulares.

Indicó que, actualmente, están registrados ante los Consulados mexicanos y las Casas Estado de México, alrededor de 100 clubes o asociaciones de mexiquenses, quienes se han asentado principalmente en ciudades como Houston, Los Ángeles, Chicago, Illinois, California, San Diego y Santa Ana y Texas, provenientes de municipios como Chalco, Chimalhuacán, Ecatepec, Nezahualcóyotl y Valle de Chalco, del Valle de México; y Almoloya de Alquisiras, Ixtapan de la Sal, Luvianos, San Felipe del Progreso, Temascalcingo, Toluca, Tonatico y Villa Guerrero.

Detalló que la mayor parte de los migrantes mexiquenses son adultos de entre 30 y 50 años en promedio, 70 por ciento hombres y 30 por ciento mujeres, quienes se dedican principalmente a actividades de los sectores primarios y de servicios.

Atienden principalmente en restaurantes, comercios, a la industria de atención, al consumo, en servicios de cocina, sector de alimentos y en sitios donde se requieren habilidades mínimas de ventas y de atención general”, dijo.

Por otro lado, los que cuentan con habilidades técnicas, laboran en actividades como jardinería, en empresas y fábricas donde tienen funciones específicas y capacidades determinadas, así como a la agricultura, en la recolección de frutas, verduras y en la siembra.

IV. Fenómeno estable

La coordinadora de Asuntos Internacionales, Betina Chávez Soriano Rojo, señaló que el fenómeno migratorio en la entidad presenta una disminución en los últimos 10 años, ya que se tiene un registro de retorno de aproximadamente 1.82 por ciento, según datos del INEGI, para quienes se han diseñado programas de reinserción laboral, certificación de oficios, inversión en sus comunidades y de construcción, con programas como Construye tu tierra, que impulsa el gobierno federal.

En general, la cifra no se ha elevado al 10 por ciento, de los 1.2 millones que tenemos registrados, la cifra que no se ha movido y no se ha incrementado, no tenemos más mexiquenses, tampoco se ha reducido de manera drástica, pero los últimos censos arrojan que la población migrante retorna y se han disminuido las concentraciones de las poblaciones que teníamos en Estados Unidos”, aseveró.

V. Cierran filas

En su primera entrevista, luego de ser electo como nuevo inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump afirmó que la primera decisión que tomará al asumir la presidencia será sacar de Estados Unidos a todos los migrantes con antecedentes penales, que se estima pueden ser alrededor de tres millones de personas y, una vez blindada la frontera con México, tomará una decisión sobre el resto de las personas ilegales que viven en esa nación.

Lo que vamos a hacer es que vamos a echar del país o vamos a encarcelar a todos los que tienen antecedentes criminales, traficantes de drogas, miembros de bandas, probablemente dos millones, podrían ser hasta tres millones. Los vamos a sacar del país. Están aquí ilegalmente”, indicó.

Al respecto, Chávez Soriano manifestó que, hasta el momento, no se tiene información fidedigna y puntual de cómo, cuántos y de qué forma se estarían deportando a los mexiquenses que viven en Estados Unidos.

Han sido declaraciones del actual presidente electo, declaraciones con las que el actual presidente Barack Obama, no ha estado de acuerdo, lo ha expresado que va a defender el derecho, sobre todo, de los jóvenes que son los que les preocupan más al gobernador, pues ellos han hecho un esfuerzo especial por prepararse y que han tenido el apoyo de la administración de Obama para continuar sus estudios”, dijo.

Mencionó que, según estimaciones de la Cancillería mexicana e información de despachos jurídicos y tribunales, existen 183 mil casos de indocumentados que han cometido delitos en aquella nación y quienes serían los más sensibles al anuncio del nuevo mandatario estadounidense, de los cuales en solo seis están relacionados mexiquenses, a los que se les brindará todo el acompañamiento jurídico para, en caso de ser necesario, se realice la extradición y el debido proceso penal, y se ha solicitado la identificación del resto, para conocer si habría algún otro entre ellos.

Agregó que para apoyar el resto de los paisanos mexiquenses se refuerza la entrega de documentación en el Consulado y las Casas Estado de México, principalmente para expedir actas de nacimiento in situ, certificados de estudios, constancias de origen, licencias de conducir y matrículas consulares, con el objetivo de que estén completamente identificados antes de que concluya la administración de Barack Obama.

El pasado viernes, el gobernador Eruviel Ávila Villegas visitó California para encabezar una feria de servicios para los mexiquenses que radican en ese ciudad, convirtiéndose en el primer mandatario estatal que se acerca a sus connacionales tras el triunfo de Trump, en donde hizo un llamado a que no caigan en una situación de inquietud, ansiedad o desesperanza, y eviten tomar una decisión que afecte su situación laboral y ponga en riesgo su permanencia en esta nación, ya que los tres órdenes de gobierno, dijo, los estarán apoyando ante las decisiones que se tomen en los próximos meses.

Comentarios

comments