Investigan si alumna de UVM fue asesinada

Hoy Estado de México – Noviembre 17, 2016

liliaromeroLilia Romero, madre de Liliana Carolina, jovencita de 18 años que falleció el pasado 26 de octubre en la UVM campus Tlalpan, continúa en espera de la resolución de las autoridades capitalinas para saber la razón por la que su hija cayó de un segundo piso.

Desde el día del accidente la institución educativa mantiene su postura de desconocer lo que verdaderamente ocurrió, pues se maneja la versión de que no fue un accidente sino un homicidio, producto de una riña entre dos grupos de su círculo de amigos.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, la señora Romero detalló que dos semanas antes su hija recibió la llamada de una presunta amiga que la amenazó porque otros de los amigos de su hija supuestamente mandaron a golpear a un joven del grupo contrario.

Había dos grupos ahí en la escuela, que al principio del semestre, cuando empezaron en primero, ellos eran un solo grupo, después se dividen y mi hija llega en cuarto, conoce a unos; luego se empieza a juntar con otros y le llega una llamada a su celular, entonces la empiezan a amenazar: ‘Ya sé que tu grupo de amigos mandó golpear a uno de los de mi grupo, cuídate ya sé dónde vives y a qué hora sales’.”

Tras la amenaza, las autoridades educativas juntaron a los involucrados pero le aseguraron a la mamá de la jovencita que ella no tenía algo que ver en el asunto, pues era un problema surgido desde el primer semestre.

De acuerdo con la señora Romero, no busca alguna compensación económica tras la muerte de su hija, pues “ya el daño es irreparable, no hay ninguna suma, ninguna palabra que vuelva a hacer que esté con mi hija”, por lo que únicamente quiere que un hecho así no vuelva a ocurrir.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

No obstante, la investigación del caso ha sido poco fructífera y llena de versiones encontradas pues mientras la mamá de Liliana asegura que la UVM actuó con negligencia tras el accidente, la escuela asegura lo contrario.

La señora Lilia indicó que fue una estudiante la que llamó a una ambulancia y que cuando arribó, la universidad no la dejó entrar por su hija, quien yacía posiblemente convulsionándose en el piso y con una sábana encima: “la cubrieron como si estuviera muerta”. Al respecto, la UVM negó en un comunicado que un servicio de ambulancia ajeno a la escuela llegara al plantel y no le permitieran el acceso.

Mientras se esperaba la llegada de la ambulancia, Liliana fue cubierta con una manta con la intención de protegerla del frío. La ambulancia arribó en 22 minutos y Liliana fue trasladada al hospital privado en donde fue atendida.”

Para cuando se le avisó a la mamá que su hija se había accidentado y llegó al hospital, lo único que le dijeron fue que cayó de un segundo piso, pero que no sabían qué había pasado ni cómo.

Asimismo, dijo que hasta la presión de la procuraduría capitalina fue que la institución comenzó a responder y mostrarse en disposición de aclarar el asunto, inclusive, entregó videos de seguridad que podrían favorecer la investigación.

La única versión que puede descartar es que la joven pudo estarse columpiando o jugando, pues “ella es coyona, no le gustaban las alturas”.

Con información de Radiofórmula.

Comentarios

comments