Wikichava: Esto hacen con los iPhones robados

Wikichava / @Wikichava / Abril 11, 2016

iphone5s-tienda-644x362-615x345Si el FBI se las ve negras para desbloquear un iPhone, ¿por qué continúan los robos y para qué los roban si no les sirven? La respuesta está en las diferentes estafas en las que se usan este tipo de smartphones como carnada y les quiero compartir varios ejemplos antes de vender el riñón por un aparato de la manzanita que resulta ser robado.

Un iPhone mil pesitos más barato. Esta es la primera oferta: pasas por un puesto de productos de tecnología, encuentras un iPhone en mil pesos o un poco más barato de lo normal, ves que es original, tiene un mini rayón que casi ni se nota (pero bien vale ese descuento) y lo compras, llegas a tu casa, lo prendes y está bloqueado con el iCloud de alguien más. Acto seguido, con un llanto peor que Victoria Rufo en La madrastra, regresas a reclamar al local y te dicen -joven, usted disculpe, claro que se lo cambiamos, faltaba más, ¿pero qué cree? mire, fíjese, cómo le explico, que ya no me quedan iPhones, pero tengo este Samsung. Si no aceptas te marean y te traen dando vueltas hasta que te canses.

Te lo cambio por un iPhone. Otra modalidad son los famosos intercambios de equipo y una diferencia; se trata de personas por Internet o en locales comerciales que ofrecen tomar tu teléfono a cambio de un iPhone más una diferencia en efectivo; un trato tan bueno que ni Slim podría rechazar.  Pagas, das tu teléfono y efectivamente te dan un iPhone pero está bloqueado o lo peor ¡es pirata! Sí, se ve igualito de todos lados, pero cuando lo prendes por primera vez, resulta ser un mugroso Android.

El comprador/reparador de chocolate. Es común en plazas comerciales de tecnología ver gente ofreciendo servicios de compra-venta y reparación de teléfonos afuera de los establecimientos; es decir, en la calle, enfrentito del local, la víctima ofrece su teléfono para reparar o a cambio, la persona toma el teléfono para evaluación, invita a los usuarios a pasar a su local y desaparece entre la gente.

Es una pena que por algunos estafadores se manche la imagen de cientos de personas que han hecho un gran esfuerzo por pagar la renta de un local, capitalizarse y asumir los riesgos de tener un inventario costoso. Es derecho de todos buscar mejores ofertas o alternativas a los candados que ponen las empresas a los precios de teléfonos porque, hay que decirlo, diez, quince o veinte mil pesos por un celular es mucho dinero en el bolsillo y en muchos de los casos ni lo valen ¿ustedes creen que un Galaxy de plástico vale los 17 mil 500 pesos? o ¿que un iPhone de 128 GB realmente le cuesta a Apple 2 mil 500 pesos más que el de 16 GB?

Estas empresas tienen el objetivo de mejorar las ganancias y obligan a las tiendas a no competir en precios. Samsung continúa como líder de venta de teléfonos (28% en 2015), pero de acuerdo con un estudio, Apple es el teléfono más deseado y que muchos quisieran comprar pero no les alcanza y mientras siga en el gusto de la gente con esos precios, seguirá siendo usado como carnada para estafar.

Comentarios

comments