Daña blob-jump a joven; AXE se desentiende

Hoy Estado de México – Abril 19, 2016

Una doctora en Física Teórica y Cosmología de Madrid ha denunciado que un concurso de la marca de desodorantes AXE le destrozó la vida, debido a las lesiones que le provocó el salto “blob-jump” en 2013 y que hasta la fecha la empresa no ha indemnizado.

La afectada responde al nombre de Yaiza Schmöhe, quien decidió solicitar apoyo en la plataforma Change.org para que Unilever, la empresa dueña de AXE, se responsabilice y hasta hoy, casi tres años después de lo ocurrido, la marca emitió un comunicado deslindándose de todo.

13062949_1341140522569443_4159685661767278180_o

Se trataba de un concurso llamado AXE Apollo Space Academy, el cual pretendía enviar al espacio a 22 personas que no fueran astronautas profesionales; los únicos requisitos eran superar una serie de pruebas, fabricar un traje espacial casero y, finalmente, participar en una última prueba de salto llamada “blob-jump”.

El salto es parte de un deporte acuático que consiste en que el concursante -llamado “blobber”-, se coloca en una colchoneta para que los salteadores -“jumpers”-, caigan sobre la misma y el blobber salga catapultado y aterrice en el agua.

Participar en dicha prueba era el pase al espacio, pero para Yaiza Schmöhe su sueño se tornó en pesadilla, pues denunció que a última hora se cambiaron las condiciones:

A pesar de las promesas de seguridad de la organización, algo falló. Fui disparada hasta una altura mucho mayor, de unos 12,5 metros, equivalente a un quinto piso, en plena noche, así que no pude prepararme a tiempo para protegerme del fuerte impacto y… choqué de cara con el agua. El resultado: dos huesos de la cara partidos, lesiones en cuello y rodillas y una incapacidad permanente del 48%”, señaló la mujer en su petición.

Aseguró que la llevaron a la enfermería improvisada del concurso, pero solo le dieron ibupofrenos, por lo que se fue al hospital y allí encontró a otros tres concursantes, dos de ellos mujeres, que también resultaron lesionadas. A ella la operaron de urgencia y le pusieron una malla de titanio bajo el ojo, pero indicó que desde entonces no puede ver bien y ha tenido que cambiar su modo de vida.

Desde entonces, Yaiza ha hecho declaraciones a diversos medios españoles e incluso interpuso en octubre de 2013 una querella por el delito de lesiones por imprudencia, pero sigue en el juzgado y no se ha resuelto nada.

Finalmente, el pasado viernes la profesora decidió lanzar una petición en la plataforma para que la empresa se responsabilice, la cual ya lleva más de 240 mil simpatizantes, incluyendo al poeta y cantautor español Marwan:

Finalmente, mediante un comunicado, Axe Spain desmintió la versión de Yaiza, asegurando que ellos contrataron a una empresa llamada Eleven para organizar el concurso, mismos que contrataron a una aseguradora para cubrir cualquier riesgo.

También indicaron que a los concursates se les alertó desde un inicio del riesgo de la actividad, pues firmaron un documento antes de participar. También aseguró que siempre se interesó por el estado de salud de la mujer, pero que no recibieron respuesta.

Axe en su respuesta amenazó también con emprender acciones legales por “difamación”, pues asegura que la versión contada por ella no va acorde con la realidad.

Con información de El Mundo.

Comentarios

comments